Pantallas táctiles en un nuevo sentido

Escrito por
Tablets

¿Imaginas que al dibujar con tus dedos en tu tableta pudieras sentir la humedad y el frío de la pintura? ¿O que al leer en ella no sólo hicieras el gesto para pasar páginas, sino sentir como si realmente tocaras papel? Esto que parece ciencia ficción y que suena tan atractivo, es algo que puede hacerse realidad gracias a la investigación sobre la alteración de campos eléctricos.

Los avances tecnológicos nos permiten integrar cada vez más parte de nuestros sentidos en las experiencias de uso de los dispositivos. Recientemente tuvimos la noticia de que Samsung ha patentado teléfonos que transmiten olores, y ahora sabemos que Disney sostiene un proyecto llamado Revel (Reverse Electrovibration) cuyas investigaciones podría aplicarse a las pantallas táctiles para que éstas reprodujeran diversos tipos de texturas al entrar en contacto con ellas.

El obrador de tal milagro sería una pequeña caja que podría instalarse en el interior de la tableta y que transmitiría una débil señal eléctrica en nuestro cuerpo al tocar la pantallas, y que produciría campos electroestáticos oscilantes, generando así las sensaciones táctiles que se deseen. Tendría la ventaja de producir el efecto de forma sencilla, sin necesidad de guantes de realidad virtual, por ejemplo.

Los ejemplos que nosotros hemos dado respecto a su uso en tabletas, no son los únicos posibles, ya que podría aplicarse también a juegos y a aplicaciones de realidad aumentada. Todos en ellos, en cualquier caso, son usos muy atractivos pero casi triviales en comparación con los que Disney planea para esta tecnología que podría, por ejemplo, facilitar la interacción de personas con limitaciones visuales con ordenadores y otro tipo de dispositivos electrónicos. Además, dado que puede producir el efecto sobre cualquier tipo de objeto físico, no sólo pantallas, las posibilidades abiertas son inabarcables.

Si queréis ver de forma más concreta esta tecnología en funcionamiento, no os perdáis este vídeo:

Compártelo. ¡Gracias!