La pequeña gran diferencia entre Ice Cream Sandwich y Jelly Bean

Escrito por
Android

Aunque algunos se habrán aventurado a actualizar sus dispositivos por su cuenta, buena parte de los usuarios de tablets Android esperan impacientes a que llegue por fin la actualización a Jelly Bean para su modelo, y otros tantos de los que ya tengan encargada su Nexus 7, podrán disfrutar de esta ventaja de la tableta de Google sobre las demás. Pero por si aún hay quien no está convencido de la mejora que supone cambio, os mostramos un vídeo que exhibe esa pequeña gran diferencia entre Ice Cream Sandwich y Jelly Bean.


No es la única novedad de la que se puede disfrutar en la última versión de Android, pero para la mayoría de los que la han probado, es la fundamental: el Project Butter. Ya os hemos comentado las líneas básicas de lo que suponía esta apuesta de Google. El objetivo de Project Butter es poner fin a esas diferencias en responsividad tan discutidas entre los aparatos que funcionan con el sistema operativo iOS y los que lo hacen con Android. De lo que se trata es de conseguir la navegación más ágil posible, acortando al máximo los tiempos de respuesta ante nuestros gestos sobre la pantalla táctil. Esta mejoría se consigue haciendo funcionar por separado CPU, GPU y pantalla, y aumentando el número de imágenes por segundo (llegando a 60)

Si estás esperando con ganas la actualización, o si uno de los factores que te ha decidido a apostar por Nexus 7 es precisamente la garantía de tener Jelly Bean funcionando desde el principio, quizá aprecies más, sin embargo, una demostración visual de lo que será el funcionamiento real de tu dispositivo, y si, por el contrario, hasta ahora no le habías dado mucha  importancia a la actualización, seguro que al verlo cambias un poco de opinión. El vídeo muestra dos smartphones cada uno con una de las dos últimas versiones de Android y deja clara la diferencia que el Project Butter supone para tu experiencia de uso, mostrando unos contrastes bien perceptibles en la velocidad con la que el dispositivo responde a tus ‘órdenes’ sobre la pantalla táctil para arrancar aplicaciones, volver al escritorio, etc. Compruébalo tú mismo:

Compártelo. ¡Gracias!