Smartphones vs. tablets vs. ultrabooks: comparativa

Escrito por
Comparativas

La electrónica pensada para moverse con nosotros ganan protagonismo día a día. Como es de esperar, en un mercado donde hay una creciente demanda de dispositivos móviles, las opciones son muy diversas y hay diferentes tipos de aparatos que pueden cubrir esta necesidad de portabilidad. ¿Cuáles son las ventajas de los tablets frente a smartphones y ultrabooks? Te ofrecemos una pequeña comparativa para analizarlo.

 Aunque parezca increíble, como informan en CNET, cada día hay más usuarios que se decantan por la combinación de sofisticadas tabletas y teléfonos móviles sencillos. Sin duda, el mercado de los tablets está en pleno auge y algunas estimaciones sugieren que las ventas podrían pasar los 100 millones de dispositivos este año. Por otra parte, mientras que los netbooks parecen estar de capa caída, los ultrabooks continúan ganando terreno, pero aún no parecen contar con la misma fuerza que las tabletas. ¿Dónde está el secreto del éxito de las tabletas? Te ofrecemos una pequeña comparativa para analizarlo.


Frente a los ultrabooks, sin duda los tablets pierden en cuanto a capacidad de procesamiento. Aunque no alcancen el nivel de un laptop, si uno necesita un dispositivo que le permita trabajar a pleno rendimiento, seguramente esta opción sea la mejor. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunas tabletas híbridas son también herramientas potentes y que, como informamos recientemente, Microsoft se ha decidido a mejorar su aplicación Office, al menos para iPad, lo que le da un plus a estos aparatos a la hora de trabajar.

La cuestión es, ¿necesitas realmente llevar contigo constantemente tu instrumento de trabajo? Para la mayoría la respuesta será que no, y en este caso las ventajas de un tablet se imponen. Los ultrabook son realmente ligeros (alrededor de 1Kg) y finos (algunos con menos de 20mm de grosor), pero aún así están lejos de la portabilidad de una tableta. El iPad, por ejemplo, tiene un grosor de 0,94 cm y pesa sólo 650 gr, pero si pasamos a las tabletas de 7’’, el Nexus 7, por ejemplo, pesa nada más que 340 gr. Un tablet se puede usar cómodamente incluso de pie, y sus baterías nos dan bastante autonomía (10 horas en el caso del nuevo iPad). Además, tablets cuentan con versiones con 3G o 4G, de modo que puedes tener conexión en cualquier lugar, independientemente de que haya o no Wi-Fi disponible.

Por otra parte, la interfaz de un tablet es de uso altamente intuitivo, el control táctil es rápido y sencillo, y el acceso a las aplicaciones es muy cómodo. Esto, unido a su tamaño y peso hace que un tablet se pueda usar sin problemas sujetando el aparato con una mano y manejándolo con la otra. Por último, a favor de los tablets está la cuestión del precio: mientras que los ultrabook alcanzan o superan fácilmente los 1000€, el modelo más potente del Nuevo iPad, que es uno de los dispositivos más caros, cuesta alrededor de los 800€.


¿Y qué hay de las ventajas frente a los smartphones? Evidentemente, con un tablet no puedes hacer llamadas (aunque con conexión a internet tienes toda una variedad de aplicaciones de chat por vídeo, voz y texto disponibles) pero, del otro lado, la comodidad de una pantalla de mayor tamaño para el uso de las aplicaciones o para, simplemente, navegar por internet es indiscutible. Aunque no sea tan eficaz como un ultrabook, con un tablet siempre es posible realizar trabajos básicos con procesadores de textos, hojas de cálculo, etc., tareas difícilmente imaginables en un smartphone. Además, quizá sea un poco aparatoso para tomar fotografías, pero sin duda es más útil para tareas de edición y gestión, así como para ver vídeos o para disfrutar de los juegos. Incluso los tablets de menor tamaño como el Nexus 7 suponen una gran ventaja a este respecto frente a un smartphone.

Obviamente, del lado de las ventajas para un smartphone está la portabilidad: son más pequeños y ligeros. El peso del Nexus 7, por ejemplo, es más del doble que el del iPhone 4S, pero ¿cuál es la diferencia real? El Nexus 7, al fin y al cabo, sólo pesa algo más de 200 gr más que un smartphone, y su tamaño es lo suficientemente pequeño para poder ser llevado encima con relativa comodidad, y tampoco su precio es muy superior al de muchos de ellos. Este balance, unido a la ventaja de no duplicar la tarifa de datos así como aplicaciones, es, sin duda, el que ha empujado a muchos usuarios a decidirse por invertir en un tablet más que en un teléfono.

Compártelo. ¡Gracias!