Windows 8 suspende en “usabilidad”

Escrito por
Windows 8

Por encima de las compañías fabricantes de hardware, seguramente el mayor protagonista del IFA de Berlín de este año esté siendo Microsoft, dado el elevado número de tabletas con Windows 8 que estamos conociendo. El diseño de Windows 8, sin embargo, ha obtenido evaluaciones no muy positivas últimamente. Te contamos los puntos débiles que los expertos le han encontrado.

Windows 8 no es bueno para la comodidad de los usuarios. Esto es al menos lo que concluye Raluca Budiu, especialista de Nielsen Norman Group en el análisis de la experiencia de usuario de dispositivos electrónicos. Según informan en TechCrunch, Budiu habría hecho declaraciones muy negativas sobre el diseño de la nueva versión del software de Microsoft. ¿Cuáles exactamente serían los problemas?

El principal problema del diseño de Windows 8 es que obligará a los usuarios a manejar dos interfaces distintas. Por un lado tendríamos la interfaz principal, y desde esa se accedería al escritorio, la interfaz de Windows a la que estamos acostumbrados. No sólo habrá cambios en las interacciones que ya dábamos por conocidas, sino que ahora tendremos también que aprender a situarlas en cada uno de estos dos entornos.

Un ejemplo de lo incómodo que el uso de estas dos interfaces puede resultar, se encuentra precisamente en las aplicaciones. Mientras que algunas aplicaciones aparecen en primera plana en la pantalla de inicio, un buen número de ellas se agrupará en el escritorio, obligándonos a recordar en cuál de los dos emplazamientos tenemos que buscar y dificultando el paso de una a otra.

La pantalla de inicio se lleva la peor parte de las críticas de Budiu. No sólo sería una duplicación de la interfaz innecesaria, sino que está diseñada de forma muy poco intuitiva y, más que otra cosa, produce un desperdicio importante de espacio en la pantalla, lo cual no es un detalle trivial en las reducidas pantallas de las tabletas (más pequeñas en comparación con los portátiles y ordenadores de mesa).

El problema para Microsoft puede ser serio si los usuarios llegan a compartir esta visión de Budiu del nuevo Windows, puesto que la continuidad con la experiencia de uso de los PCs y la comodidad y la sencillez que se deduce de ella, es probablemente la baza más fuerte para los potenciales clientes de tabletas Windows 8 (por supuesto, junto a la posibilidad de disfrutar de la versión oficial de Office). El mero hecho de que se encuentren cambios significativos podría ser ya de por sí negativo, pero si estos cambios aún hacen el manejo más complicado, Microsoft podría estar perdiendo una de sus principales ventajas.

 

Compártelo. ¡Gracias!