5 juegos clásicos de las videoconsolas en tu tablet

Escrito por
Aplicaciones Android

Las compañías más importantes del mundo de los videojuegos no han dudado en implementar versiones específicas de sus títulos más emblemáticos para dispositivos móviles. Te presentamos una selección de cinco de los juegos más influyentes de la actualidad, adaptados para tabletas y smartphones. Además, alguno de ellos se encuentra en oferta por tiempo limitado, en caso de que quieras echarle el guante.

Grand Thetf Auto

GTA es una de las sagas más importante de videojuegos para consolas. Rockstar lleva desde 1997 sacando entregas cada una más exitosa que la anterior. Hace algunos meses, con motivo del décimo aniversario de su lanzamiento, llegó a las tiendas virtuales Grand Theft Auto III en una versión optimizada para tabletas. Supone una buena opción de revivir uno de los juegos más importantes de la historia de las videoconsolas, con sus peculiares personajes y su característico mundo abierto. Está disponible tanto para iOS por 3,99 euros como para Android por 4,7 euros.

Max Payne

Max Payne es otra franquicia de enorme éxito. Hizo su primera aparición en PlayStation2 y Xbox en el año 2001, siendo quizá el primer juego en implementar el “tiempo de bala”, un modo de modo de disparo que simula capacidades extraordinarias del personaje para apuntar a los enemigos mientras estos ralentizan sus movimientos. Este mismo año ha salido la última entrega de la saga, Max Payne 3, la cual muestra al protagonista en sus horas más bajas. Sin embargo, el juego disponible para tabletas es el primero de todos, lo que permite enganchar con la historia desde su origen. Además el juego está rebajado, aunque la oferta acaba justo hoy, 4 de septiembre. Así que si quieres hacerte con él, date prisa: cuesta solo 0,93 euros para sistemas Android y 2,39 para iOS.

Mass Effect

Mass Effect es otra de las sagas más interesantes de la generación actual. Es un RPG de temática futurista donde se narran los avatares de Shepard, un héroe espacial que busca salvar la galaxia ante la amenaza de los segadores, una peligrosa raza alienígena, y sus aliados. El aliciente principal del juego es la posibilidad de marcar la evolución de la historia con nuestras decisiones, aunque las batallas también son muy divertidas. En este caso, la versión disponible para tabletas es específica y lleva por título Mass Effect Infiltrator. Manejamos un nuevo personaje, Randall Ezno, y aunque el desarrollo argumental no es tan potente con en la versión para videoconsolas, es una aventura de gran jugabilidad y una calidad gráfica sobresaliente. está disponible para Android por 6,53 euros y para iPad por 3,99.

Assassin’s Creed

Assassin’s Creed no necesita presentación. Desde su primera aparición en la que Desmond, el personaje que sirve de hilo conductor a la historia, se encarnaba en Altair, hasta la próxima próxima y esperada entrega ambientada en la Guerra de la Independencia norteamericana, el título se ha convertido en un auténtico producto de masas. La versiones disponibles para tabletas poco tienen que ver con lo que vimos en PS3 y Xbox 360: presentan un formato mucho más parecido al Prince of Persia. Aún así, son aventuras que los amantes de la saga no deberían perderse. En Android destaca Assassin’s Creed Revelations por 2,39 euros, y en iOS Assassin’s Creed Altaïr’s Chronicles, que se puede conseguir gratis.

Call of Duty

Es el shooter del momento, uno de los juegos más importantes de la actualidad, hasta el punto de que los servidores de Xbox 360 y PS3 están saturados de usuarios. Se trata de un juego de ambientación bélica a lo largo de diferentes conflictos, tanto reales como ficticios. Sin embargo, la versión disponible para dispositivos móviles es una revisión un tanto heterodoxa donde las líneas enemigas están formadas por zombies. Mapas nunca antes vistos, 50 niveles y un modo multijugador cooperativo con chat de voz, convierten a esta entrega en una joya indispensable si te pierden los shooters. Está disponible por 5,49 euros tanto para Android como para iOS.


Compártelo. ¡Gracias!