Microsoft: la pantalla de Surface es mejor que la Retina de iPad

Escrito por
Surface

Ayer mismo, la nueva tableta Surface de Microsoft salió a pre-venta y se desvelaron algunas características técnicas del dispositivo que faltaban por conocer, por ejemplo, que su pantalla tendrá una resolución menor que la Retina display del Nuevo iPad: 1366 x 768 en la versión RT y 1920 x 1080 en la versión Windows 8, por 2048 x 1536 en la tablet de Apple. Sin embargo, los de Redmond afirman que la menor resolución de sus pantallas optimiza en ellas algunas operaciones, como por ejemplo la lectura.

Nuevo iPad vs Surface

Aunque la presentación oficial de Microsoft Surface se llevará a cabo el próximo día 25 de octubre, ayer tuvimos dos novedades importantes con respecto a esta tablet: pudimos ver su primer anuncio y conocimos los precios (en pre-venta) del dispositivo. La segunda cuestión, la de los precios, no acaba de convencer y diferentes medios han criticado que vaya a costar igual que el iPad, un tablet ya plenamente instalado en el mercado y al que no le hace falta convencer a nadie de su calidad, o que la Samsung Galaxy Note 10.1, quizá el máximo exponente del sistema operativo Android en las 10 pulgadas (sin olvidarnos de las Transformer). Máxime cuando Windows 8 aún es una incógnita.

Sin embargo, Microsoft parece tener las cosas claras y cree disponer de un buen producto, tanto es así que considera vender de 3 a 5 millones de ejemplares de Surface en los próximos meses. Desde luego, la cifra de 200 euros que se rumoreó como precio para la tableta será una traba de entrada, ya que el consumidor se había hecho unas expectativas por mucho que más tarde fueran desmentidas por la propia empresa.

Para empezar a sacudirse ese estigma desde Microsoft están lanzando mensajes a los medios que sugieren una superioridad técnica de Surface frente al Nuevo iPad, a pesar de no contar con unas especificaciones a priori tan espectaculares. Según recoge The Next Web, Stevie Bathich, Manager del Departamento de Ciencias Aplicadas de la compañía afirma que una menor resolución en las pantallas de Surface acompañada de un contraste óptimo supone un sistema más efectivo para que el ojo humano sea más sensible a la imagen, consiguiéndose, por ejemplo, menores reflejos que suelen afectar de forma muy negativa a la percepción de la pantalla.

Aunque el argumento tiene cierto sentido, se trata de cuestiones técnicas difíciles de comprobar sin tener ambos dispositivos delante, por lo que habrá que esperar a que Surface se lance al mercado para así poder apreciarlo nosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!