iPad 4 y Galaxy Note 10.1 entran en las demandas de Apple y Samsung

Escrito por
iPad

La semana pasada supimos que tanto Samsung como Apple habían recibido el visto bueno para incorporar los nuevos dispositivos de cada marca al proceso judicial ya en marcha; Apple pretende utilizar en su argumentación la Galaxy Note 10.1 y el phablet Note 2 así como el sistema Jelly Bean que corre en el Galaxy S III. Por su parte, Samsung acusará a los iPad 4 y mini y al iPhone 5 de utilizar varias tecnologías previamente patentadas por la compañía surcoreana.

Así pues, las últimas tabletas de ambas compañías formarán parte del contencioso legal que Samsung y Apple mantienen en los juzgados. Galaxy Note 10.1 y la cuarta generación del iPad y el iPad mini servirán para que estos dos gigantes tecnológicos se acusen mutuamente de infringir patentes. La batalla legal parece no tener fin y ha conseguido enemistar a dos marcas que hasta hace poco estaban asociadas, pues recordamos que Samsung venía fabricando (y aún lo hace) varias de las piezas de las tabletas y los teléfonos de Apple.

Galaxy Note iPad

No obstante, desde que Apple demandó a los coreanos por copiar el diseño del iPad, acusación que consiguió el bloqueo de la Samsung Galaxy Tab en el mercado norteamericano, las relaciones entre las dos compañías han ido de mal en peor. Los de Cupertino están tratando de asegurarse el suministro de ciertas piezas por vía de otros fabricantes. De hecho, existe constancia de que las pantallas de iPad mini, en su mayoría, las fabrica LG. Samsung, ya en septiembre pasó a la acción demandando a Apple por incorporar varias tecnologías que consideraba propias. Además, subirá el precio de los procesadores que venda a el año próximo a la marca de la manzana cerca de un 20%.

El hecho de que la Galaxy Note 10.1 y el iPad 4 entren en escena en esta guerra de patentes, sinceramente, no beneficia al consumidor. Ambos son equipos muy potentes que gustarán más o menos dependiendo las preferencias de cada usuario, pero el hecho de poder llegar a una situación en la que cualquiera de los dos sea bloqueado, la verdad es que resulta poco apetecible pues perderíamos la posibilidad de hacernos con ellos. Mucho, nos tememos, sin embargo, que esta encrucijada legal no vaya a acabar pronto, pues cada noticia que nos llega presenta nuevas circunstancias que avivan el conflicto.

Compártelo. ¡Gracias!