Samsung presenta el phablet Galaxy Grand

Escrito por
Tablets

Todas las dudas respecto a la rumoreada versión económica del Galaxy Note 2 se disipan al fin: los surcoreanos han hecho oficial la presentación del Galaxy Grand, que ha resultado ser un híbrido de aquél y del smartphone Galaxy S II. Aunque por sus especificaciones técnicas es de esperar un dispositivo con un precio asequible, desafortunadamente, aún no hemos recibido confirmación respecto a su precio y disponibilidad.

No hace mucho que surgieron los primeros rumores sobre varios dispositivos que Samsung tendría preparados para el año que viene, entre los que se encontraba una versión barata del Galaxy Note 2, un aparato de una gran calidad pero de precio bastante elevado (actualmente alrededor  de 600 euros). No es que el precio haya impedido que este phablet obtuviera una aceptación espectacular por parte del consumidor, ya que hasta el momento lleva 5 millones de unidades vendidas, por lo que podemos imaginarnos el éxito que un modelo más económico puede tener.

Galaxy Grand

De las novedades anunciadas en aquella filtración, ha sido precisamente ésta la que más rápidamente se ha concretado: Samsung ha hecho ya oficial el Samsung Galaxy Grand, del que os hablábamos hace unos días. Según informa Android Police, una buena parte de las especificaciones técnicas con las que se especulaba, se han visto confirmadas, como el procesador de doble núcleo de 1,2 GHz, la cámara de 8 MP y Jelly Bean como sistema operativo. Las noticias respecto a la pantalla, por otra parte, son ligeramente mejores que lo esperado: el panel tendrá 5 pulgadas y no 4,5, como se filtró, y la calidad de imagen  también será un poco superior a lo que se dijo, aunque no mucho, con una resolución de 800 x 480. También sabemos ahora que contará una batería de 2100 mAh, 1GB de memoria RAM y 8 GB de capacidad de almacenamiento, además de ranura para tarjetas micro-SD.

En conjunto, el nuevo phablet se puede considerar un híbrido del Galaxy Note 2 y del Galaxy S II: por fuera, es prácticamente idéntico al primero, en el que se inspira su diseño a pesar de la pequeña diferencia de tamaño; por dentro, la semejanza es mucho mayor con el segundo. Samsung, como hiciera en su día Apple con el iPad mini y el iPad 2, parece haber optado por reciclar los componentes de dispositivos más antiguos con el objetivo de reducir costes, sacrificando algo de calidad a cambio de un precio más reducido. Como ya os hemos comentado, a los de Cupertino la estrategia les ha dado bastante buen resultado. Habrá que esperar a ver qué tal funciona para los surcoreanos.

Compártelo. ¡Gracias!