Steve Jobs le arrebató Siri a Android en el último suspiro

Escrito por
Android

El Huffington Post ha publicado un interesante artículo sobre los orígenes de Siri y su integración en el ecosistema de Apple. Esta conocida aplicación fue creada por un startup de unas 24 personas que había llegado a un acuerdo para lanzar el servicio en Android. Cuando Steve Jobs tuvo conocimiento del proyecto movilizó sus recursos para, en el último momento, frenar su llegada al sistema operativo de Google.

El asistente personal de iOS no fue creado por Apple, de hecho ni siquiera fue creado pensando en los dispositivos de Apple, más bien todo lo contrario. Como decimos, la aplicación estaba lista para llegar a Android en el año 2010, pero antes de producirse la unión los acontecimientos pegaron un vuelco. Steve Jobs se interesó por Siri y quiso tener el servicio en exclusividad para iOS cuando el acuerdo con Verizon para su llegada a Android estaba ya cerrado, así que Apple no le quedó más remedio que comprar la pequeña compañía que había creado este asistente de voz y frenar con unas semanas de margen su desembarco en el sistema de Google.

Apple invirtió casi un año en darle forma a Siri a su gusto, de modo que su primera aparición nativa en un dispositivos iOS tuvo lugar en 2011 cuando se presentó junto al iPhone 4S. Como es lógico, Siri ha ido evolucionando con el tiempo desde su creación, pero no sólo en el aspecto tecnológico sino también el humano. Los rasgos de su personalidad han sido moldeados con el máximo de los cuidados para dar lugar a una inteligencia con un agudo sentido del humor, algo de lo que se han ocupado uno de sus creadores originales, Dag Kittlaus y Harry Saddler, un experto en diseño.

Siri sigue siendo actualmente una apuesta de futuro fundamental para Apple. No obstante, a día de hoy como curiosidad resulta de lo más atractivo, pero sus aplicaciones cotidianas aún son escasas y no es una aplicación que se utilice en el día a día, ni de la que los usuarios echen mano para resolver pequeños problemas prácticos. Todavía queda mucho trabajo por hacer para que sistemas así se integren en nuestros hábitos, quizá ese sea el gran reto ahora mismo.

Fuente: Huffington Post.

Compártelo. ¡Gracias!