¿Podría ser Google Glass peligroso para tus ojos? Parece ser que no

Escrito por
Android

Las Google Glass han causado un revuelo espectacular. Desde que se hicieran oficiales y su programa de pruebas comenzara, muchas personas han estado detrás de ellas y los analistas fantasean con todas las posibilidades que tendrían. Si bien, hace poco empezó un debate de lo más interesante en Estados Unidos sobre los posibles efectos dañinos que el aparato podría tener sobre la vista de un usuario habitual. El uso de una pantalla cerca de un solo ojo podría provocar que Google Glass causara problemas de enfoque y coordinación binocular.

Si os soy sincero, yo también había pensado si este nuevo aparto de los de Mountain View no sería un poco molesto e incluso me preguntaba si realmente podría producir estrabismo o que te quedes bizco. Como en la oftalmología, así como en otras tantas cosas, no tengo ningún expertizaje, está genial que la experta en pantalla Sina Fateh se haya esto esta pregunta en un artículo para la revista Forbes. En su opinión, ese riesgo existe. Ella ha trabajado con pilotos de caza que tienen en sus cascos pantallas que les dan información sobre el vuelo y tras años de estudio ha visto casos de foria o de rivalidad binocular. Foria es ese punto en la visión binocular en el que, con el giro de los ojos, rompemos la fusión de las imágenes que nos ofrecen ambos, resultando en un desenfoque. Esto puede ocurrir de forma natural, de forma inducida temporal, un buen ejemplo sería ponernos bizcos, o inducida de forma más permanente.

Google Glass problemas ojos

Sin embargo, un Profesor de Oftalmología de la Harvard Medical School ha dado una versión contraria y más convincente. Eli Peli opina que los momentos en los que tendremos que mirar realmente a la pantalla en las gafas serán cortos para obtener esa información puntual. Los efectos descritos por Fateh se dan cuando somos forzados a mirar o lo hacemos voluntariamente por un buen periodo de tiempo, algo que en los vuelos de caza ocurre.

Considera que esos periodos breves de enfoque monocular no supondrán un gran estrés al ojo y que a nivel cerebral requerirá un pequeño tiempo de adaptación sin mayores problemas.

Fuente: T3 News

Compártelo. ¡Gracias!