Razer Edge Pro, la tableta Windows 8 para gamers, agotada en su programa preventa

Escrito por
Windows 8

Razer Edge Pro se ha agotado en su programa de preventa. Así lo ha comunicado el CEO de Razer Min-Liang Tan a través de la página de Facebook de la tableta. El motivo no es otro que la incapacidad de su cadena de producción de sacar adelante a tiempo suficientes unidades para la demanda que está habiendo. Por supuesto, han indicado que trabajan para aumentar su capacidad. La tableta Windows 8 para gamers levantó mucha expectación en el pasado CES de Las Vegas y esto se está traduciendo en resultado comerciales.

Curiosamente éste es el modelo más caro, también el más potente, de las dos tabletas de la compañía. Razer Edge sigue estando disponible para preventa y empezará a llegar a los consumidores americanos y canadienses antes de que acabe este mes de marzo, aunque también quedan pocas unidades.

Es impresionante que los compradores hayan optado por el modelo más caro, evidentemente mucho mejor dotado, como ya os especificamos cuando fue presentada. El modelo Pro, que cuenta con un procesador Intel Core i7 de tercera generación, tiene un precio de salida de 1299 dólares, los cuales pueden subir si aumentamos la capacidad de almacenamiento, o si compramos cualquiera de los muchos accesorios que precisamente le dan esa experiencia gamer.

Razer Edge Pro

Los mandos incorporados que la convierten en una consola portátil o el dock que junto con dos control pads la convierten en una consola de casa añaden algunos cientos de dólares al combo.

Imaginamos que la primera tirada de fabricación era realmente corta dado que sólo con compradores de Estados Unidos y Canadá, únicos lugares a los que se envían, se han casi agotado los dos modelos. También podría ser una repetición más de esa estrategia de marketing que trata de dar la sensación de que la demanda es mayor de la que en realidad es y de que las oportunidades de hacerse con una unidad se reducen generando cierta ansiedad pro consumo.

Fuente: CNET

Compártelo. ¡Gracias!