Filtradas fotos y el precio de la carga inalámbrica del Galaxy S4

Escrito por
Samsung

El Galaxy S4 inaugurará los sistemas de carga inalámbrica en los dispositivos de Samsung. Sin embargo, el kit que permite esta función y que está compuesto por una base cargadora y una carcasa trasera con un circuito de carga incorporado, se venderá a parte y no le vendrá de serie a quienes compren el equipo. En los últimos días se han filtrado nuevas fotos del accesorio que dan una idea exacta de cómo será, así como el precio por el cual podrá adquirirse.

Como ya os adelantamos, Samsung se ha sumado al elenco de fabricantes que ofrecen la posibilidad de cargar los equipos de modo inalámbrico uniéndose así a marcas como HTC, LG o Nokia. Durante el evento de presentación del Galaxy S4 pudimos echar un primer vistazo al sistema y, ciertamente dejó buenas sensaciones, dando el aspecto de ser un diseño sencillo y seguro.

Galaxy S4 cargador

La semana pasada llegaron más detalles respecto al kit que los surcoreanos han diseñado para poder cargar inalámbricamente su nuevo buque insignia. Para empezar, la carcasa trasera será de un grosor similar a la que viene de serie en el equipo, con lo que la tecnología no parece implicar una pérdida en cuanto a manejabilidad, tampoco en cuanto a ligereza, pues lo normal es que el tipo de circuitos que se utilizan para facilitar esta tecnología sean livianos.

En el vídeo podéis comprobar cómo sólo hay que poner el Galaxy S4 sobre la base cargadora y éste lo reconoce al instante. En cuanto a la propia base, como ya vimos en la keynote del pasado día 15, tiene un diseño sencillo y absolutamente seguro, que abarca toda la superficie del dispositivo, adaptándose a ella. Al ser tan plana es difícil moverla o tirarla al darle un golpe sin querer.

La parte negativa es que habrá que rascarse el bolsillo (aún más) y comprar el kit a parte del teléfono. Su precio es de 50 dólares, y aunque no sabemos cuánto será eso en euros, lo normal, es que se produzca una traducción directa, como habitualmente pasa, y acabe contándonos 50 euros. No es que sea exagerado, pero teniendo en cuenta que previamente hemos tenido que comprar un teléfono de más de 600 euros, quizá podían haberlo ajustado un poco más el precio.

Compártelo. ¡Gracias!