Galaxy Note 2 vs Galaxy Mega 5.8 : comparativa

Escrito por
Comparativas

Samsung puede presumir de ser el pionero de los phablets, un tipo de dispositivo a medio camino entre tablets y smartphones que sin duda se encuentra en auge hoy en día. Para este año se espera que la firma coreana ponga nada más y nada menos que 3 más de estos dispositivos en el mercado. Aunque para la presentación del Galaxy Note 3 habrá que esperar varios meses aún, el Galaxy S4 y el Galaxy Mega se han dado ya a conocer.

Ya os mostramos una comparativa del Galaxy S4, que se presentó hace más tiempo, con el que hasta ahora era el phablet estrella de los surcoreanos, el Galaxy Note 2, y ahora le llega el turno al nuevo Galaxy Mega, concretamente, al modelo de 5.8 pulgadas, el más próximo en tamaño. ¿Puede ser el Galaxy Mega 5.8 una buena alternativa al Galaxy Note 2?

Diseño

En lo que se refiere al diseño, ambos dispositivos son bastante similares, con el característico aire de familia de los smartphones de Samsung, ya que no hay ninguna gran novedad en el Galaxy Mega. Sin embargo, en lo que respecta a las dimensiones, hay diferencias bastante notables. Como era de esperar teniendo en cuenta que su pantalla es mayor que la del Galaxy Note 2, el Galaxy Mega 5.8 es más largo (16,2 cm frente a 15,1 cm) y más ancho (8,24 cm frente a 8,05 cm). Sorprendentemente, no obstante, es más fino (9 mm frente a 9,4mm) e idéntico en peso (182 gramos ambos).

Pantalla

La primera diferencia evidente, por supuesto, es el tamaño: mientras que el Galaxy Mega 5.8 tiene, como su propio nombre indica, una pantalla de 5.8 pulgadas, la del Galaxy Note 2 es un poco más pequeña, con 5.5 pulgadas. En ambos casos estamos hablando de phablets con un tamaño bastante importante (la mayoría de los que encontramos ahora en el mercado se quedan en 5 pulgadas).

Sin embargo, las diferencias más importantes, probablemente, tengan que ver con la resolución, sensiblemente superior en el Galaxy Note 2: mientras que la pantalla de este alcanza los 265 PPI, la del Galaxy Mega 5.8 cuenta con una tasa de densidad de píxeles mucho más baja (190 PPI).El dato no extrañar teniendo en cuenta que, incluso a pesar de tener una pantalla de mayor tamaño, la resolución del nuevo phablet de Samsung es menor (720 x 1280 frente a 540 x 960).

Samsung Galaxy Note II

Rendimiento

Si la ventaja en el apartado de pantallas a favor del Galaxy Note 2 es evidente, algo similar nos encontramos en lo que se refiere al rendimiento, tanto por contar con un procesador de cuatro núcleos (el del Galaxy Mega 5.8 es de dos), como por la frecuencia del mismo (1,6 GHz frente a 1,4 GHz), como por los 2 GB de memoria RAM de que dispone, ya que Samsung parece haber optado por una inusual cifra para el Galaxy Mega 5.8, 1,5 GB, que le sitúa por encima de los phablets low-cost que hemos visto hasta ahora, pero aún por detrás de los de mayor nivel.

Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que un procesador de doble núcleo a 1,4 GHz con 1,5 GB de memoria RAM es más que suficiente para asegurar un rendimiento aceptable, pero si realmente valoramos la potencia en nuestros smartphones, no queda duda de que el Galaxy Note 2 es un dispositivo mucho más capaz.

Capacidad de almacenamiento

De nuevo nos encontramos con una clara superioridad del Galaxy Note 2 en lo que se refiere a la capacidad de almacenamiento, no sólo por la cantidad de espacio disponible en cada uno de ellos, sino también por la amplitud de opciones en cada caso: así, el Galaxy Mega 5.8 sólo se podrá conseguir con 8 GB de disco duro, mientras que el Galaxy Note 2 está disponible con 16, 32 o 64 GB. Es importante notar, en cualquier caso, que en ambos dispositivos contamos con la opción de ampliar la memoria con tarjetas micro-SD, por lo que el limitado espacio ofrecido por el Galaxy Mega 5.8 no debería ser especialmente problemático.

Samsung Galaxy Mega

Batería

También en lo que concierne a la batería los datos del Galaxy Note 2 son mejores (3100 mAh frente a 2600 mAh), algo que, en realidad, tampoco nos sorprende demasiado, dado que pocos phablets los igualan o superan. Además, a pesar de que el Galaxy Mega 5.8, al ser de mayor tamaño, podría haber contado una batería más grande, lo cierto es que al contar también con una pantalla de menor resolución y un procesador menos potente, presumiblemente tendrá un consumo sensiblemente menor.

Cámaras

En el apartado de cámaras, sin embargo, nos encontramos con una igualdad absoluta. Los 8 MP de cámara trasera con los que cuentan ambos, no obstante, son un dato relativamente malo para el Galaxy Note 2 (la mayoría de los phablets de gama alta cuentan ya con cámara de 13 MP), pero bastante positivo para el Galaxy Mega 5.8. En lo que se refiere a la cámara frontal, en ambos casos nos encontramos con una cámara de 1,9 MP.

Precio

Como sucede a menudo en estas comparativas, el precio es uno de los puntos clave: evidentemente, el Galaxy Mega 5.8 es un dispositivo de gama media, mientras que el Galaxy Note 2 es un phablet de gama alta que, hasta hace muy poco, contaba con las especificaciones técnicas más punteras. No es de extrañar, por tanto, que el Galaxy Note 2 supere en la mayoría de los apartados al Galaxy Mega, siendo la cuestión crucial la diferencia de precio. Desafortunamente esta incógnita no la podemos resolver todavía, pero esperamos que el precio del Galaxy Mega 5.8 sea mucho más asequible. Por supuesto, en cuanto se conozca este dato, estaremos aquí para contaróslo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios