Las diferencias entre Surface Pro y RT explicadas por Microsoft

Escrito por
Surface

Surface Pro llega esta semana al mercado en España y Microsoft no descuida la posibilidad de que el consumidor se sienta algo confundido por la existencia de dos tabletas con nombres similares, pero con propósitos bastante diferentes. Mientras que la versión Pro es un dispositivo mucho más parecido a un ordenador tradicional, la Surface RT es más ligera y barata pensada para otro perfil. Así lo explican los de Redmond en su último anuncio.

No es de extrañar que Windows RT haya contribuido a generar algo de confusión en el mercado y es que los propios fabricantes parecen no tener claro el concepto que hay detrás de esa versión del sistema operativo. Podríamos decir que se trata de un intento por ofrecer al usuario un producto similar al de las tablets Android o el iPad, pero añadiendo la posibilidad de contar con Office.

No obstante, Windows RT y la tableta que mejor refleja la propuesta de Microsoft, Surface RT, están bastante limitadas en otros aspectos. El sistema está pensado para arquitecturas ARM, propias de los dispositivos móviles, ligeras en todos los sentidos y con alta autonomía, de tal manera que las únicas aplicaciones que podemos correr en él son las que encontramos en la Windows Store, sin poder ir mucho más allá.

Por el contrario, la Surface Pro (que llega a España mañana) está destinada al uso profesional y es capaz de mover todos los programas de escritorio del sistema operativo de Microsoft. Su naturaleza es más parecida a la de un ultrabook que a la de una tableta, aunque se puede utilizar también sin teclado. No obstante, la autonomía es bastante menor y su construcción es más pesada. También es un producto notablemente más caro.

Como vemos, son dos dispositivos pensados para dos perfiles de usuario distintos. De momento parece que la Surface Pro tiene bastante más sentido, hasta que Microsoft amplíe un poco el catálogo de aplicaciones de su tienda, puesto que la competencia le lleva bastante ventaja en este terreno, al menos por ahora. El fuerte del ecosistema de los de Redmond son las aplicaciones orientadas a la productividad, y Office, su piedra angular. Sin embargo, el gigante informático está haciendo buenos esfuerzos por atraer a todo tipo de desarrolladores.

Veremos si consiguen evolucionar a buen ritmo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios