La pantalla del Sony Xperia Z Ultra a prueba

Escrito por
Sony

Aunque la mayor parte de la atención en lo que se refiere al Xperia Z Ultra la han captado el tamaño de su pantalla y la potencia de su procesador, el nuevo phablet de Sony cuenta con algunas otras características bastante interesantes, como es el hecho de que no sea necesario utilizar ningún dispositivo de escritura especial, ya que podremos trabajar en él con prácticamente cualquier utensilio que tengamos a mano. Es inevitable, sin embargo, cuestionarse cómo de bien funciona esto en la práctica: el vídeo que os traemos nos lo muestra.

A pesar de que Steve Jobs pensaba que un dispositivo móvil que necesitara de cualquier otro instrumento que no fueran nuestros dedos para manejarlo, es que no estaba bien diseñado, cada día es más frecuente encontrar tablets y smartphones que incluyen un stylus y, según los rumores iniciados por varias patentes de Apple, incluso los de Cupertino podrían estar considerando lanzar un “iPen“. En Sony, sin embargo, han querido llevar un paso más allá este método para interaccionar con nuestros dispositivos y en su flamante Xperia Z Ultra y han introducido nuevas tecnologías que permiten que la pantalla aumente hasta tal punto su sensibilidad, pero sin perder un ápice de resistencia, que podemos escribir sobre él con todo tipo de objetos cotidianos.

Si alguno de vosotros tiene curiosidad por ver cómo de eficiente es esta tecnología, el vídeo que nos han mostrado nuestros compañeros de MovilZona y que os traemos también nosotros, resolverá todas vuestras dudas. En él vemos como se pone a prueba tanto la prescripción de Sony de utilizar instrumentos de al menos 1 mm de grosor en la punta, como la resistencia de la pantalla, usando para escribir sobre ella un bolígrafo, un portaminas, un lápiz, una regla, una moneda, unas llaves e incluso la punta de un cutter ¿Cuál será el resultado?

Como podéis ver, en el apartado de resistencia, no se le puede poner la más mínima pega: la pantalla sale indemne de todos los encuentros, incluyendo con el temible cutter. Parece, sin embargo, que la recomendación de Sony de emplear utensilios con un grosor mínimo tiene su razón de ser ya que, efectivamente, ni el portaminas ni la regla ni el cutter funcionan. Por el contrario, queda perfectamente probado que con bolígrafos y lápices normales e, incluso, en caso de emergencia, con una llave o una moneda, podemos escribir sin problemas. Probablemente ningún de nosotros utilice de forma habitual otros instrumentos distintos a un stylus para este tipo de operaciones pero siempre es bienvenido saber que hay una amplia gama de alternativas en caso de que las necesitemos, especialmente para aquellos que, para empezar, no tienen pensado hacerse con ningún accesorio de escritura específico.

Compártelo. ¡Gracias!