El Galaxy Note 3 supera con solvencia un test de caídas

Escrito por
Samsung

Todo terminal o tablet que se precie debe probar sus prestaciones más allá de los límites que marcan los propios fabricantes y, aunque sea un lastima destrozar un ejemplar, estos test de golpes y caídas siempre son una buena referencia para cualquier comprador que quiera hacerse una idea de la dureza del dispositivo que esté pensando en adquirir. En este caso, os mostramos cómo responde un Samsung Galaxy Note 3 tras darse de bruces contra el suelo.

Si tenemos en cuenta que el dispositivo cuesta libre 750 euros, lo que vamos a ver es algo que a muchos puede causarles cierto dolor, y no sin motivo. Sin embargo, de una u otra forma, es interesante saber que ocurre con un producto de ese precio si, tras un fatal accidente, se nos cae de las manos. Además, el Galaxy Note 3 plantea una incógnita curiosa al presentar una construcción algo diferente en su forma trasera que merece la pena testar.

La prueba se lleva a cabo propiciando la caída en tres posiciones distintas. Aquí lo tenéis:

Drop test del Galaxy Note 3 en vídeo

La primera de ellas, golpeando sobre para parte posterior del dispositivo, se salda simplemente con alguna que otra rozadura, sobre todo en la zona de la cámara, más protuberante, que, sin embargo, muestra estar bien protegida.

La segunda prueba, al caer de canto, igualmente deja varios raspones en el dispositivo pero mantiene su estructura y su funcionamiento intactos.

Por último, la tercera caída es la más problemática, de frente. La pantalla se resquebraja y el cristal queda hecho añicos aunque se mantiene pegado al dispositivo. Lo sorprendente es que el Galaxy Note 3 continúa siendo responsivo y sensible al control táctil. Así pues, nos tocará reponer la pantalla pero no parece que el equipo pierda funcionalidad, lo que siempre es una buena noticia.

Conclusiones sobre la resistencia del phablet

Tras las 3 caídas, podemos concluir que el nuevo phablet de Samsung ha superado la prueba de manera bastante digna. El dispositivo sigue funcionando y a no ser que caiga plenamente de cara, a pantalla no sufre daños. Además, después de tres golpes muy serios, su funcionamiento no parece deteriorado en forma alguna.

Fuente: MovilZona.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios