¿Cuáles son las ventajas de la carga inalámbrica en una tablet?

Escrito por
Accesorios

Muchos fabricantes se están animando a integrar sistemas de carga inalámbrica en sus dispositivos móviles o, al menos, a facilitar su uso de alguna forma. El estándar Wireless Qi, hoy en día, se ha convertido en un tecnología básica al respecto y firmas tan importantes como Nokia, HTC, LG, Google o Samsung están posibilitado de forma directa o indirecta su uso en varios de sus equipos. Os resumimos las ventajas y los inconvenientes de estos sistemas de carga.

Si no estamos equivocados, el nuevo Nexus 7 de Google y Asus es la primera tableta en incorporar el estándar Wireless Qi, y esperemos que a este modelo le sigan muchos otros. No vamos a afirmar de manera rotunda que la carga inalámbrica sea mejor, pero contar con diferentes opciones para utilizar y cuidar los equipos a nuestro gusto siempre es interesante.

Ventajas de la carga inalámbrica

Estas bases de carga presentan numerosos aspectos positivos, aunque para nosotros el principal es que cuando la tablet o el teléfono están completamente cargados, el sistema se detiene de forma automática. Las baterías de ion de litio sufren si las mantenemos conectadas a la corriente eléctrica mucho más tiempo del necesario. De esta forma, podemos dejar el dispositivo sobre la base de carga durante toda la noche sin temor a “quemar” la batería de forma prematura.

Carga inalambrica Nexus 7

Siempre tendremos el dispositivo cargado. Basta con buscarle a la base un lugar que nos guste y acostumbrarnos a dejar sobre ella nuestro teléfono o tablet, como decimos, el aparato se encarga de auto-regular la carga.

Con estos sistema también nos evitamos dañar el conector de carga y, con ello, una posible avería a solucionar. Además, es más cómodo simplemente depositar la tableta que andar buscando la conexión y dándole (a veces) vueltas al cable micro USB para encontrar la posición correcta.

Pero no todo son ventajas

Hay algunos aspectos más controvertidos acerca de este tipo de tecnologías. Lo primero, el cargador se debe comprar aparte y su precio suele rondar, en mejor de los casos, 20 o 25 euros. Aún así, como se trata de un estándar, a menos que vayamos a mudarnos a un fabricante “singular”, podremos usar el aparato durante varias generaciones.

Algunos usuarios también comentan que este sistema tarda más en recargar los equipos. Es el efecto negativo de resultar menos “agresivo” con las baterías, sin embargo, la demora puede rondar los 20 minutos, no mucho más. En un tiempo de carga de dos horas apenas se nota, la verdad, sobre todo si nos organizamos y nos acordamos de darle un uso constante.

Fuente: FAQsAndroid.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Sergio 18 Nov, 13 15:31

    Podeis recomendar algun modelo en concreto??

    0
    1. Javier GM 18 Nov, 13 16:03

      Uff depende… hay cientos de modelos!! si es para una tablet, lo mejor, a parte del Orb de Google, es un cargador de forma plana para tener buen contacto. En ebay o en Amazon (por citar los lugares más comunes) tienen variantes para todos los gustos 😉

      un saludo!!

      0