Unboxing y primeras impresiones con el el LG G Flex

Escrito por
LG

A pesar de las sorprendentes demostraciones que hemos visto del LG G Flex en los últimos tiempos, y de forma similar a lo que ha sucedido con el Galaxy Round, no parece demasiado probable que se convierta en uno de los smartphones más vendidos de los surcoreanos, precisamente. Sin embargo, no deja de ser vanguardista en la utilización de algunas tecnologías (no sólo pantallas flexibles) y una muestra de lo que podemos esperar de ellas en los próximos tiempos lo que hace que a pesar de todo sea uno de los dispositivos más interesantes del momento. Os mostramos un vídeo con un unboxing y una primera toma de contacto con el phablet para poder observar sus curiosas características con más detenimiento.

LG G Flex: unboxing y primeras impresiones

Como podéis ver en el vídeo, en lo que respecta al unboxing no hay grandes novedades y poco que comentar al margen de alabar su diseño. En lo que respecta a la toma de contacto con el phablet en sí, la cosa cambia. En primer lugar, es inevitable abordar la cuestión del tamaño: con pantalla curva o sin ella, el LG G Flex es un dispositivo bastante grande y, aunque parece cómodo y bastante manejable, la posición de los botones en la carcasa trasera (al estilo del LG G2) puede que no sea la mejor para todo el mundo (el tamaño de la mano quizá resulte importante). Tampoco se pueden dejar de apreciar las similitudes que este phablet presenta, como decimos, con el LG G2, a pesar de las características tan únicas que posee, tanto por su exquisito diseño y acabados como en lo que se refiere a la interfaz y funcionalidades que nos ofrece su software. Desafortunadamente su capacidad de “auto-curación” no se pone a prueba en este vídeo, pero sí que lo hace su flexibilidad y el resultado es tan positivo como cabía esperar.

LG G Flex

Grandes especificaciones técnicas

En lo que concierne a las especificaciones técnicas, y para refrescar un poco la memoria, las únicas pegas que se le pueden poner a este dispositivo es la resolución (245 PPI), aunque no se puede decir que la calidad de imagen sea tampoco deficiente en ningún sentido, y la falta de ranura micro-SD.. En todo lo demás, en cualquier caso, el LG G Flex está a la altura de los mejores: procesador Snapdragon 800 a 2,26 GHz, 2 GB de memoria RAM, cámara principal de 13 MP y una potente batería de 3500 mAh.

Fuente: Android Authority

Compártelo. ¡Gracias!