Los próximos dispositivos de Microsoft unificarán las tres versiones de Windows

Escrito por
Windows 8

Son muchos los analistas que señalan a la confusión generada por la plataforma RT como una de las grandes causas del fracaso de Microsoft en el sector de los dispositivos móviles. Ese paso intermedio entre Windows 8 y Windows Phone generó cierta desconfianza en un público acostumbrado con iOS y Android a manejarse dentro de esquemas algo más simples. Los de Redmond intentarán atajar el problema en sus próximos productos.

La convergencia entre Windows 8.1, RT y Phone es uno de los objetivos prioritarios de Microsoft a corto-medio plazo. En un principio, la compañía buscó un software que se adaptara a cada tipo de dispositivo. La versión completa estaba destinada a PCs, portátiles y algunas tablets inspiradas en los ultrabooks; la versión ligera se pensó para la mayoría de la tabletas, con chips ARM, como una alternativa directa a Android y al iPad y, por último, el tercer sistema operativo debía correr exclusivamente en teléfonos.

Android y iOS simplifican y ganan

A pesar de que tanto Google como Apple tienen su propio sistema operativo de escritorio, iOS y Android son productos totalmente diferentes y ambos hacen converger su catálogo de equipos móviles. Tal vez un Windows Phone para tablets habría sido una opción más oportuna en lugar de iniciar una tercera vía y crear una imagen de segmentación importante, en la que el usuario no sabe exactamente qué está comprando y cómo va a poder utilizarlo junto a los otros aparatos del ecosistema.

La lógica detrás de la estrategia de Microsoft

El hecho de tener un software preparado para funcionar en un tipo específico de dispositivo tenía una lógica bastante razonable detrás. Se trataba de optimizar las características propias de cada tipo de hardware en términos de autonomía, conectividad o seguridad, según ha detallado recientemente Julie Larson-Green, vicepresidenta de la compañía.

Microsoft Windows Phone

Los próximos dispositivos con la firma de Redmond, sin embargo, darán un giro convergente para aunar las tres filosofías bajo un mismo concepto, eliminando las diferencias, en la medida de la posible, y trabajando para que a los desarrolladores les resulte más fácil dejar sus aplicaciones listas para Windows sin que tengan que diseñar versiones específicas en tres soportes diferentes.

Veremos cómo se lleva a cabo este proceso, pero sin duda el ecosistema se volverá mucho más funcional y rico en su catálogo de apps.

Fuente: WP Central.

Compártelo. ¡Gracias!