El Galaxy S5 podría lanzarse también en dos modelos

Escrito por
Samsung

Las noticias sobre la próxima generación de smartphones de gama alta que se está preparando para 2014 continúan circulando, y en esta ocasión tienen como protagonista al que sin duda será una de sus grandes estrellas, el Galaxy S5, que, según las últimas filtraciones, insiste en que llegará antes de lo esperado y con dos modelos, aunque no a causa de que se utilicen dos procesadores diferentes, como hemos visto ya en otros dispositivos de Samsung.

Aunque aún es demasiado pronto como para dar ninguno de estos datos por confirmados, parece que, por pronto que parezca, hay un cierto consenso ya sobre algunas de las características que veremos en el próximo Galaxy S5, como el procesador de 64 bits, los 3 GB de memoria RAM y la cámara de 16 MP. En otros, sin embargo, por el momento hay menos certidumbre y ahora, para complicar más las cosas, una nueva fuente afirma que el próximo buque insignia de Samsung llegará en dos variantes.

Un modelo “premium” y otro “estándar”

Cuando uno escucha que Samsung va a lanzar un nuevo dispositivo en dos modelos inevitablemente piensa en los procesadores, a la vista de lo sucedido con el Galaxy S4 y el Galaxy Note 3. Parece, no obstante, que en esta ocasión las variantes podrían tener que ver con otra cuestión, bastante más espinosa: los materiales de fabricación. Según la última filtración, la esperada carcasa metálica podría finalmente llegar al Galaxy S5 pero sólo en un modelo “premium” que, además, montaría una pantalla flexible.

Galaxy S5 carcasa metalica

Algo muy similar se especuló que podría pasar con el Galaxy Note 3, del que se dijo que habría una versión low-cost, otra estándar y otra con pantalla flexible, y que, en la medida en que consideremos que el Galaxy Round podría entenderse como una “versión” del otro phablet, finalmente se convirtió en una realidad. La posibilidad, por lo tanto, de que veamos algo similar con el Galaxy S5 no suena descabellada. Ya han aparecido, por otra parte, las que podrían ser las primeras imágenes de un chasis metálico que teóricamente correspondería al futuro smartphone, y patentes para un nuevo dispositivo con pantalla flexible.

Entraría en producción en enero

La segunda noticia que llega de esta filtración es menos novedosa pero igualmente interesante, ya que volvería a apuntar a un lanzamiento temprano para el Galaxy S5 que, podría ver la luz a principios de año en lugar de esperar a la primavera, como sucedió con generaciones anteriores. Según esta fuente, el nuevo buque insignia de Samsung se empezaría a producir en masa en enero, dos o tres meses antes de lo esperado. ¿Podrían cumplirse las predicciones de un debut en el CES de Las Vegas? Como siempre, estaremos atentos a cualquier novedad

Fuente: sammobile.com

Compártelo. ¡Gracias!