Los mejores phablets de 6 pulgadas de 2013

Escrito por
Phablet

Comenzando con la presentación del Huawei Ascend Mate en el CES de Las Vegas en enero, no cabe duda de que 2013 ha sido el año en el que los grandes fabricantes han perdido todos los complejos en lo que a llevar el tamaño de los smartphones al máximo. Lo más interesante es que no sólo los phablets de gran tamaño (de alrededor 6 pulgadas) han dejado de ser infrecuentes, sino que en su mayoría son, además, de los smartphones de más nivel que se ofrecen, por lo que en nuestro top 5 de hoy, nos encontramos con algunos dispositivos realmente punteros. Os presentamos nuestra selección de los mejores phablets de 6 pulgadas 2013.

Samsung Galaxy Note 3

El phablet pionero de Samsung sigue siendo, en nuestra opinión, el rey de este sector, aunque es indudable que cada día se encuentra con una competición más dura. Con una pantalla un poco mayor que la de la anterior generación (5.7 pulgadas) y ahora con resolución Full HD, además de procesador Snapdragon 800 y 3 GB de memoria RAM, es uno de los smartphones con mejores especificaciones técnicas del momento. Aunque otros phablets le superan en algunos apartados (en cámara, por ejemplo), no tiene prácticamente ningún punto débil y, en conjunto, es probablemente el más equilibrado. El stylus integrado (el S Pen), que se complementa con un amplio paquete de aplicaciones optimizadas para su uso , es una ventaja adicional nada despreciable, ya que nos permite pensar en él realmente como un instrumento de trabajo. Es, además, el más indicado para quienes tengan aún reticencias con los smartphones de tal tamaño ya que, no sólo es el más pequeño de los cinco que os traemos, sino que cuenta con una función para facilitar su manejo con una sola mano.

Galaxy Note 3

Nokia Lumia 1520

Primer phablet de los finlandeses y primer phablet con Windows Phone, el Lumia 1520 es probablemente la alternativa más interesante al Galaxy Note 3. Al ser el único phablet de nuestra selección con un sistema operativo diferente de Android, es posible que para muchos sea el factor decisivo a la hora de decantarse por él o excluirlo pero, preferencia en materia de sistemas operativos al margen, el phablet de Nokia aguanta el tipo bastante bien frente al de Samsung en cuanto a especificaciones técnicas (pantalla Full HD, procesador Snapdragon 800) y, de hecho, le supera en unos cuantos apartados que muchos considerarán fundamentales, como es la calidad de imagen en exteriores (sin duda un punto fuerte del Lumia 1520), la calidad de la cámara (un punto fuerte de la gama Lumia en general) o en autonomía (gracias a una brutal batería de 3400 mAh). Y si el Galaxy Note 3 se puede considerar una buena herramienta de trabajo gracias a su S Pen, no se puede dejar de mencionar que el Lumia 1520 llega con Office pre-instalado (una característica  no del todo trivial en un smartphone con pantalla de 6 pulgada).

Lumia 1520 colores

Xperia Z Ultra

El phablet de Sony es otro dispositivo de auténtico lujo, con el mérito de no quedarse atrás en especificaciones técnicas frente a los de Samsung y Nokia a pesar de llevar en las tiendas unos cuantos meses más. El Xperia Z Ultra cuenta, además, con unas cuantas particularidades que puede hacer para muchos que sea aún más atractivo que los anteriores. Para empezar es el más grande de nuestra selección (y el que más se aleja en realidad de las 6 pulgadas), con una pantalla de 6.4 pulgadas, por lo que, si lo que nos interesa es contar con la mayor pantalla posible es nuestra mejor opción. Su diseño es otra baza importante, ya que a pesar de su tamaño pesa aproximadamente lo mismo que el Lumia y es el más fino de los tres, además de ser resistente al agua y al polvo. Un último detalle más que interesante es que, a pesar de no contar un stylus integrado, su pantalla nos permite usar cualquier lápiz (o incluso unas llaves) como tal.

Xperia Z Ultra

HTC One Max

A pesar de que la ausencia del Snapdragon 800 dio un poco al traste con las expectativas que este dispositivo inspirado en el HTC One Max había generado en los meses previos a su presentación, lo cierto es que el phablet de los taiwaneses sigue siendo uno de los más interesantes que ha debutado en 2013. Evidentemente, el Snapdragon 600 está un paso por detrás en cuanto a potencia, pero su rendimiento sigue siendo excepcional y el phablet de los taiwaneses compensa esta carencia con algunas de las señas de identidad del alabado HTC One, como es el Sense 5.5 (la personalización de Android de HTC), su cámara con tecnología ultra-píxel y, sobre todo, su fantástico diseño. No todas sus virtudes son heredadas de su hermano menor, no obstante, ya que el HTC One Max ha sido el primero de los taiwaneses en incorporar un lector de huellas digitales, cuya utilidad no se limita a bloquear y desbloquear el dispositivo, sino que se extiende a facilitar su uso con una sola mano.

HTC One Max oficial

Oppo N1

A pesar de no llevar el sello de ninguno de los grandes fabricantes, nos parece que el Oppo N1 se ha ganado un hueco en nuestra selección gracias a su fantástica relación calidad/precio. A pesar de que los 449 euros que cuesta en la página web europea de la compañía puede que no den mucha sensación de “low-cost”, basta compararlo con los precios de en torno a 600 euros en los que se mueven los demás (o incluso 700 euros, en algunos casos) para cambiar de idea. La mejor parte es que, a pesar de esta diferencia de precio, el único punto en el que el phablet de Oppo se queda un poco atrás es el de procesador ya que, como el HTC One Max, monta un Snapdragon 600. Por lo demás, el Oppo N1 está a al altura de cualquier smartphone de gama alta del momento: pantalla Full HD, 2 GB de memoria RAM y cámara de 13 MP. En el apartado de batería, incluso, se encuentra muy por encima de la media, con nada más y nada menos que 3610 mAh. También es de destacar el esfuerzo puesto por parte de Oppo en hacerlo fácil de manejar con una sola mano, para lo que han incorporado un original panel táctil trasero.

Oppo N1 blanco

Compártelo. ¡Gracias!