Al LG G Flex le salen bultos en la pantalla, pero “no son problema”

Escrito por
LG

Los interesados en la actualidad tecnológica serán muy conscientes a estas alturas de los intentos por parte de diferentes compañías, especialmente Samsung y LG, por desarrollar dispositivos con pantalla flexibles. El LG G Flex es tal vez la ejecución más exitosa de ese tipo de tecnología, sin embargo, presenta algunos inconvenientes que nos hacen dudar de si realmente los fabricantes están en condiciones de comercializar equipos así.

La carrera por demostrar quien era capaz de lanzar al mercado el primer dispositivo con pantalla flexible fue uno de los temas recurrentes de 2013. LG y Samsung se pasaron todo el año hablando de sus avances en este terreno, e incluso exhibiéndolos en algunos eventos y ferias tecnológicas. No obstante, y a pesar de que ambas firmas consiguieron finalmente lanzar sendos dispositivos curvos, quedó cierta sensación entre el público y los medios especializados de estar ante una tecnología aún por explotar.

Pantallas flexibles, ¿un movimiento apresurado?

Aunque podemos decir que LG presentó un concepto más útil y trabajado que el de Samsung (a pesar de que en el plano puramente técnico, a priori, fuera peor), tampoco es que el G Flex ofrezca demasiadas ventajas al consumidor y, sin embargo, el precio del dispositivo es desorbitado si tenemos en cuenta sus especificaciones.

El hecho de que ahora haya trascendido que al terminal pueden salirle pequeños bultos en la pantalla, no mejora las cosas. Bien es cierto que LG era consciente de esa incidencia cuando el dispositivo se lanzó y que el problema se soluciona con el tiempo (o incluso volviendo a hundir dichas protuberancias de forma manual), sin embargo, es un pequeño detalle que ensombrece el acabado del terminal.

LG G Flex defectos

Eso sí, la compañía coreana asegura que los bultos “no afectan al rendimiento o a la calidad del equipo”. Al rendimiento es posible que no, pero el de la calidad es un tema algo más subjetivo.

¿Se mejorarán la tecnología en 2014?

Sabemos que el G Flex se lanzará internacionalmente a lo largo de este mes de enero y que LG estima que a finales de la década casi la mitad de sus dispositivos móviles serán flexibles, sin embargo, los fabricantes aún tienen mucho que demostrar acerca de lo práctico que puede resultarle al usuario una tableta o un smartphone curvo o con capacidad para doblarse.

¿Qué opináis de este asunto? ¿Le veis futuro a las pantallas flexibles?

Fuente: phonearena.com

Compártelo. ¡Gracias!