Nook HD o como morir en tablets al competir con Google y Amazon

Escrito por
Tablets

Barnes & Noble entró en el difícil juego de las tablets imitando de alguna manera el modelo de Amazon con Kindle Fire. Utilizaba su propia tienda de aplicaciones y contenidos, a pesar de utilizar una versión de Android como sistema operativo. Desde hace unos meses dieron cabida a la Play Store de Google en sus tablets Nook HD y Nook HD+, esperando que eso mejore unas ventas que no van nada bien.

Esto podría considerarse un signo de avance pero, lamentablemente, es un síntoma más de una muerte anunciada.

Barnes & Noble empezó en 1873 en Illinois como una imprenta. Unos 40 años después abrió su primera librería en Nueva York en 1917. En los años 90 e incluso a principios de los 2000, era la cadena de librerías más importante de Estados Unidos teniendo también fuerte presencia en Reino Unido. En sus tiendas no sólo se vendían libros, sino también revistas, juegos, juguetes e incluso entraron al mundo del videojuego con las tiendas Game Stop, que luego se independizaron.

Nook HD Play Store

A todo esto llegó la revolución digital con los libros electrónicos y con Amazon, ese negocio de libros electrónicos que ahora vende de todo, hasta comida. Intentaron resistir ese fuerte envite creando su propio e-reader, el Nook como competidor con Kindle Fire. En precios no fueron capaces de hacer frente y tampoco supieron comercializar sus productos tan bien como otros rivales que incluían a Apple con sus libros para iPad y Google más tardíamente con Play Books para tablets Android.

Empezaron con su primera tablet, Nook más o menos al mismo tiempo que el Kindle Fire, su relevancia comercial fue buena, teniendo en cuenta la poca competición que había y el descarado dominio del iPad. Poco después de la llegada de los exitosos Kindle Fire HD  y Nexus 7, lanzaron sus segundas tablets, Nook HD y Nook HD+. Las ventas no fueron las esperadas ni mucho menos, la competitividad había aumentado y otros fabricantes poblaban el mercado Android.

La situación económica de la compañía es mala y el salvavidas que representaban las tablets no fue tal. William Lynch dimitió como CEO por su fallo en reflotar el negocio. Él provenía del mundo de la venta online y aportaba su experiencia, pero sus competidores crearon este negocio y no necesitaban una transición, por eso partían con ventaja.

Las ventas no resultaban las esperadas y se espero mejorarlas con la inclusión de la Play Store de Google en mayo, pero tampoco ayudó y las ventas siguieron muy bajas.

El futuro de las tablets Nook parecía acabado, los analistas afirmaban que Barnes & Noble se retiraba de este negocio. Sin embargo, el nuevo CEO Michael P. Huseby desmintió ese giro y parecía que lo volverían a intentarlo en 2013 con una nueva tablet con Tegra 4 de procesador que finalmente no llegó para la campaña navideña. Esta omisión es algo de lo que  el propio Huseby se ha arrepentido públicamente, criticando de alguna manera la gestión anterior de Lynch. En una entrevista con el Wall Street Journal, el nuevo CEO se mostraba convencido de que la única manera de salir adelante de la compañía es tener un aparato dedicado a vender sus contenidos.

En una situación tan crítica ha habido muchas decisiones aventuradas y a destiempo pero hay una que es muy representativa de los problemas de la compañía americana. Aquel movimiento de incluir la Play Store significaba dos cosas: la claudicación ante Google y la imposibilidad de competir en el mismo juego con Amazon.

Estas dos conclusiones se pueden aplicar a muchos negocios que ven como el canibalismo de estas dos empresas no conoce límites. En definitiva, para competir con ellos hay que utilizar otro modelo de negocio.

Sólo Amazon y los fabricantes de tablets chinas de marca blanca consiguen vender equipos Android sin la Play Store. Por otro lado, la ramificación del negocio de los de Seatlle en la venta online, les permite perder dinero con su Kindle Fire porque luego lo recupera en venta de contenidos, al contar con una mayor oferta,  y no sólo desde estos aparatos. Por no hablar, de su devastador política de precios que no deja de relacionarse con mala praxis laboral y fiscal.

Los números de ventas de estas dos tablets en la última campaña navideña parecen confirmar que el principio del fin ha llegado. Con una caída en ventas del 60% y sin planes claros sobre el nuevo modelo, las tablets de Barnes & Noble parecen haber llegado a su fin.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Nook 26 Ene, 14 3:13

    la Primera tablet Fue la Nook tablet.. no la HD y HD+

    0
    1. Eduardo Muñoz Pozo 27 Ene, 14 12:39

      Gracias por señalar el error, se trataba de un lapsus.

      0