Lenovo Yoga Tablet 10: análisis a fondo de un modelo innovador

Escrito por
Tablets

Esta semana os hemos traído el análisis de una de las últimas tabletas de Lenovo, la Yoga Tablet en su versión de 10 pulgadas. El dispositivo muestra ciertas irregularidades pues hay apartados muy mejorables, sin embargo, nos ofrece una buena ergonomía con diferentes posiciones de uso que se pueden adaptar muy bien dependiendo de las rutinas del consumidor. Además, tiene una gran autonomía y un sonido por encima de la media.

El primer fabricante mundial de PCs empieza a mostrar sus cartas en el terreno de las tabletas. Lenovo presentó su Yoga Tablet a finales del pasado octubre haciendo gala de un diseño bastante novedoso que permite utilizar el equipo en diferentes posiciones de forma muy cómoda. En cuanto a especificaciones, estamos ante una máquina de rango medio, pero su precio también es relativamente asequible.

La pantalla, por debajo del conjunto

Digamos que el punto débil del dispositivo es la pantalla. La resolución no es el mayor de sus problemas, aunque quede lejos de los tablets más punteros en este apartado, en lo que realmente flaquea es en la nitidez y puede explicarse con un simple ejemplo: los iconos en la pantalla de inicio se ven difuminados.

Lenovo Yoga Tablet 10 analisis

En el apartado del rendimiento, con una procesador de Mediatek de cuatro núcleos a 1,2GHZ y 1GB de RAM, tampoco destaca excesivamente, más bien se encuentra en la media, no obstante, será capaz de cumplir medianamente con nuestras exigencias.

Facilidad para ciertos usos

Si normalmente utilizarías tu tableta sentado en una mesa o a modo revista, es un dispositivo que debes tener en cuenta. No necesita soportes ni fundas aparte para mantenerse de pie y, a pesar de su tamaño, es muy cómodo de sujetar con una sola mano.

Eso sí, como reseñamos a lo largo del análisis, es muy complicado encontrarle el centro de gravedad al equipo, por lo tanto puede que la Yoga Tablet 10 no sea el mejor de los equipos para jugar a dos manos tipo consola portátil.

Por lo demás, la autonomía del equipo es realmente prolongada (aguanta hasta 12 horas sin necesidad de recarga) y el audio también merece una mención a parte, gracias al sistema Dolby Digital Plus.

Puedes consultar el análisis completo de la Lenovo Yoga Tablet siguiendo este enlace.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios