Se filtran las condiciones para los fabricantes de Android para tener licencia de Google

Escrito por
Android

Se ha filtrado los términos de licencia que Google aplica a los fabricantes para poder utilizar sus aplicaciones en dispositivos Android. El documento tiene mucho valor por el retrato que hace de las dinámicas internas que acaban generando dispositivos de esta plataforma y porque desmitifica la idea de Android como un sistema operativo totalmente abierto.

El sistema operativo que controla Google es plenamente abierto y puede ser utilizado por cualquiera que quiera hacer una variación o incluso presentar una “nuevo” sistema operativo, como hace Amazon con Fire OS. Sin embargo, lo normal es que cuando pensamos en esta plataforma tenemos muy presentes los servicios de esta compañía privada en forma de aplicaciones: Search, Hangouts, Gmail, Maps, Calendar, Play Store, Play Music, etc…

En este sentido, la compañía de Mountain View tiene una posición de ventaja en las negociaciones con los fabricantes y, claro está, la utiliza.

Si los OEM quieren la licencia de Google Apps, hay muchas condiciones que deberán de asumir que no son negociables. Éstas se describen en el documente filtrado, llamado Mobile Application Distribution Agreement  (MADA). Concretamente se ha filtrado uno de 2011 entre HTC y Google, representada por Andy Rubin.

Google Apps

Un paquete de aplicaciones ya diseñado

En primer lugar, está la obligación de tener que incluir un número concreto de aplicaciones de Google Apps. Algunas aplicaciones son opcionales, como Earth o News & Weather, pero si se quiera alguna de las  del núcleo duro, hay que tomarlas todas.

Está explícitamente prohibido alterarlas o si quiera intentar aprender su código fuente o algoritmos. Es decir, es un paquete que se recibe y se instala, punto.

A su vez, determinan que estas aplicaciones deben ser plenamente accesibles desde el menú de aplicaciones. También se obliga a que la barra de búsqueda de Google aparezca en la parte alta de la pantalla. Google Search tiene que ser el motor de búsqueda por defecto en el dispositivo. Por  último, es fundamental que la Play Store aparezca por defecto en un panel de la Home.

No contribuir a la fragmentación de Android

Cuando una compañía quiere incluir estas aplicaciones y servicios, se compromete a que no creará ni distribuirá una versión modificada de la SDK de Android para generar un fork o versión alternativa. Ésta es una medida que busca frenar la fragmentación del sistema operativo, pero de alguna manera también la personalización.

Fragmentacion Android

Los equipos deben pasar por un examen

Una vez se certifica un equipo se deben mandar al menos 4 unidades a las oficinas de Google para que comprueben que todos los términos de la licencia se han cumplido. Hasta que no han terminado de examinarlos la licencia no está activa.

Una vez se pasa este proceso la licencia dura dos años. Cada vez que se quiera actualizar el software de un dispositivo tendrá que seguir con fidelidad los principios del MADA y están sujetos a aprobación de los de Mountain View.

Si después de esos dos años se quiere seguir vendiendo dispositivos Android con licencia Google, los términos no se pueden renegociar.

Proporcionar datos

El fabricante está obligado a pasar datos sobre sus dispositivos a la compañía americana. Deben reportar exactamente cuántas unidades han enviado a distribuidores de forma mensual. Esos datos de envío tienen que incluir valores geográficos, indicando las regiones a las que estaban destinados.

Se deben compartir datos de uso de los dispositivos con el fin de mejorar la experiencia de usuario. Este flujo de información será bidireccional.

El beneficio de la publicidad es de Google

Todos los beneficios publicitarios generados de los servicios de Mountain View son de la compañía americana. El socio fabricante no tiene derecho a reclamar ni un céntimo a pesar de poner ahí fuera el terminal.

Android no abierto

Android abierto pero no tanto

Esta filtración ha sido realmente interesante porque nos mete directamente en la lucha de fuerzas internas de esa realidad que experimentamos como usuarios que es Android. La posición de Google tiene partes oscuras, pero claramente también se entienda que pelea por unificar la experiencia y evitar la fragmentación para que los servicios tan útiles que nos ofrecen sean realmente universales.

La idea de que los fabricantes tienen un acceso sin prebendas al software desaparece, aunque en cierto modo, obtienen una plataforma reconocible con unos servicios realmente buenos y sobre la que pueden añadir una capa de software que los usuarios juzgarán.

Fuente: Android Authority

Compártelo. ¡Gracias!