Galaxy S5 vs LG G2, comparativa: Samsung y LG buscan la excelencia

Escrito por
Comparativas

Samsung y LG son dos compañías con muchos puntos en común, condicionadas tal vez por el origen compartido de ambas. Sin embargo, mientras LG ha hecho de Corea del Sur su feudo y del mercado exterior un objetivo secundario (sólo hay que ver las acreditaciones del último MWC), Samsung se marca objetivos bastante más ambiciosos. Hoy comparamos sus terminales estrella, el LG G2 y el reciente Galaxy S5.

Para un espectador no acostumbrado a los smartphones, muchos de sus terminales podrían incluso llegar a confundirse. No cabe duda de que Samsung es un firma extremadamente exitosa y ni de que LG ha adoptado sus líneas en ciertos modelos, aunque algunas veces la inspiración ha ido precisamente en dirección contraria. De cualquier forma, son dos marcas reconocidas por su papel innovador, faceta en la que, por cierto, el pasado año se premió a Samsung y éste a LG durante el MWC.

Diseño

A pesar de mantener un dibujo muy clásico, tanto el LG G2 como el Galaxy S5 presentan detalles de altísimo nivel. Lo primero, debemos decir es que ambos utilizan el plástico en su fabricación, un aspecto que genera cierta contrariedad en algunos consumidores, pero que lleva dando buenos resultados varios años.

Los botones en la parte trasera del G2 quizá sean su rasgo más distintivo, sin embargo, lo más meritorio, a nuestro parecer, es haber metido una pantalla tan grande en una carcasa casi estándar. Las medidas del dispositivo de LG son 13,8 cm x 7 cm x 8,9 mm, mientras que las del Galaxy S5 son 14,2 cm x 7,2 cm x 8,1 cm y aún así la display del primero es un poco mayor.

Galaxy S5 comparativa G2

Samsung ha apostado este año por incorporara sensores novedosos en su línea estrella. Durante la presentación del terminal quedan bastante bien y ofrecen una imagen de innovación potente, pero habrá que ver lo prácticos que resultan en el día a día.

Pantalla

La del G2 es una IPS convencional de 5,2 pulgadas, mientras que la del S5 es una AMOLED de 5,1 pulgadas. Ambas poseen la misma resolución, 1920×1080, pero sus tamaños, ligeramente distintos, hacen que la primera cuente con una densidad de 424 ppp y la segunda de 432 ppp, algo imposible de percibir a simple vista.

Como decimos, el modelo de LG aprovecha mejor el espacio en el frontal, y prescinde de botones físicos, mientras que parte de la superficie de Samsung está dedicada a alojar los nuevos sensores del terminal.

Rendimiento

El rendimiento del Galaxy S5 debería ser algo más alto que el del LG G2, puesto que el Snapdragon 801 (el chip que monta primero) es un Snapdragon 800 (el chip que monta el segundo) vitaminado y elevado de vueltas. Por lo demás, los dos tienen la misma memoria RAM, 2GB.

G2 comparativa Galaxy S5

A pesar de que ambos equipos tengan una pesada capa de personalización, los controles que ofrecía el terminal de LG eran más suaves que los del S4, que adolece de cierto lag. No obstante, todo apunta a que el primer fabricante mundial de móviles ha soltado lastre, consiguiendo hacer del Galaxy S5 un smartphone tremendamente responsivo.

Autonomía

Es un apartado en el que LG ha trabajado realmente duro y los poseedores del G2 pueden dar fe: su autonomía es sencillamente brutal. La capacidad de la pieza ya de por si es grande, 3.000 mAh, pero su estructura escalonada y la introducción de un desarrollo llamado GRAM (o RAM gráfica) consiguen que su duración sea extremadamente prolongada.

El Galaxy S5 no cuenta con una pieza tan grande, 2.800 mAh, sin embargo, sí es extraíble y recambiable. Además, este nuevo equipo tiene un modo “ahorro de energía” extremo. Habrá que esperar, no obstante, a que lleguen test más concretos para ver cómo se comporta.

Cámara

Aquí podemos resolver con un empate técnico. El G2 era, probablemente gracias a su sistema de estabilización óptica, uno de los terminales que mejor resultado daba a la hora de tomar fotografías.

Galaxy S5 vs LG G2 comparativa

El Galaxy S5 a cambio ofrece más resolución (16 Mpx por 13 Mpx de su rival) y un autoenfoque rapidísimo, de 0,3 segundos.

Conclusiones

Estamos ante dos dispositivos de prestaciones muy parejas. Lo bueno que tiene el G2 es que su precio ronda ya lo 430 euros, mientras que el Galaxy S5 saldrá bastante más caro de inicio. Le calculamos unos 700 o 650 euros.

En términos de rendimiento, el nuevo buque insignia de Samsung debería estar ligeramente por encima, pero, ¿es suficiente para justificar una diferencia tan grande de precios, cuando en otros apartados no muestra una evidente superioridad?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios