Google y Microsoft presionaron para que ASUS no lanzara su tablet de arranque dual

Escrito por
Windows 8

En un interesante artículo de The Wall Street Journal parecen definirse por fin los papeles en esa área de oportunidades y conflictos que son las tablets de arranque dual a Android y Windows. El periódico neoyorquino apunta a que Google y Microsoft han presionado a ASUS para que no saque a la venta su tablet convertible Transformer Book Duet TD300. Tanto la marca como el fabricante de chips Intel son los principales perjudicados.

Parecía que era Google quien tenía un mayor interés en cortar la posible ascensión de los equipos dual boot, pero se ha demostrado que Microsoft tampoco quiere permitir que esta idea prospere. WSJ ha tenido acceso a un memorándum que los de Redmond enviaron a sus empleados en el que se explicaba la nueva política de la compañía para con este asunto. Los chicos de Bill Gates no quieren que el gigante del buscador entre en su fortín, el PC. Este es el último reducto de liderazgo de la compañía y ya tiene demasiado con competir con los Mac de Apple y, ahora también con los Chromebook de Google. Y es que el equipo de AsusTek no sólo es híbrido en software sino también en formato, yendo de la tablet al PC gracias a su diseño 3 en 1, con sus distintos modos.

Por su parte, Google teme poder darle más cancha a Windows en el sector de los dispositivos móviles, donde claramente reina. Aunque Android es de libre acceso, las aplicaciones y servicios Google Play van sujetos a unas condiciones y la certificación necesaria para usarla depende exclusivamente de los de Mountain View, por lo que tienen la sartén por el mango.

También apreciamos como en la tienda de aplicaciones táctiles de Windows no hay ninguna aplicación oficial de los servicios de Google que sí que son accesibles desde navegador. En el otro lado, el bloqueo del paso de Office hacia los sistemas operativos móviles rivales es bien descriptivo. Dicho de otra manera: al enemigo, ni agua.

ASUS Transformer Book Duet

De cualquier forma, el resultado final es que ASUS no podrá comercializar el Transformer Book Duet TD300 por presión de sus socios. A su vez, el anterior modelo de arranque dual de la compañía, el Transformer AiO en sus dos versiones, podría retirarse pronto de la venta.

En la agenda de los equipos dual boot queda un prototipo de Samsung mostrado en 2013 y del que no hemos vuelto a saber.

En China estos equipos sí tienen tirón y ya hemos visto algunas marcas menos conocidas como Ramos que piensan en llevar equipos de estas características a las tiendas en 2014.

Lo que no vale para tablets sí vale para móviles

Ya sabemos que en los negocios la ética no tiene demasiado lugar y que el comerle terreno a tu competidor es vital. Para ello, se puede utilizar el doble rasero sin problema alguno. Este es el caso con los smartphones. Microsoft sí que apoya los equipos con arranque dual Android y Windows Phone y está haciendo campaña entre sus socios para mover este tipo de equipos. Aquí las oportunidades caen de su lado y el riesgo del lado de Google, por lo que no hay problema para ellos. El Nokia X, un equipo Android con servicios Windows Phone, es otra manera de manejar esta estrategia intrusiva. En este caso, serán los de Mountain View los que tengan que acotar y presionar a sus socios.

Smartphone dual boot Android Windows Phone

Intel, el mayor perjudicado, no se queda quieto

En casi todas las historias siempre hay alguien que sale perdiendo y no siempre son los protagonistas. El fabricante de chips americano es el principal impulsor de este tipo de equipos. Han trabajado muy duro para incrementar su presencia en el mercado de dispositivos móviles, donde la británica ARM y todos sus socios fabricantes tienen el liderazgo.

Al ver que su socio principal, Microsoft, no acababa de arrancar en este sector, han tenido que ser creativos y diversificar hacia otros OS. Para ello han creado imágenes de Android que funcionen con sus chips, pensando en el futuro de 64 bits y estando preparados desde el principio.

Otra estrategia utilizada pasa por ayudar a los fabricantes a crear tablets y PC que puedan venderse a las cadenas de distribución sin un sistema operativo instalado. Les proporcionan un firmware que tiene soporte tanto para Android como para Windows, para que sea el consumidor el que decida en el punto de venta que es lo que quiere.

ASUS arranque dual

Intel también valora positivamente el interés que los consumidores chinos tienen por el arranque dual y está proporcionando ayuda y asesoramiento a los fabricantes para que puedan satisfacer esta demanda.

El sistema de cambio rápido que traía la Transformer Book Duet TD300, llamado Instant Switch, eliminaba el principal obstáculo de estos equipos. El poder pasar de un OS otro en cuestión de segundos es fundamental y, quizás, aquí es donde estaba el peligro.

Este es un fenómeno en desarrollo donde se dan dinámicas asociativas y de rivalidad al mismo tiempo, por lo que no creemos que las cosas se queden así. Por el momento, las compañías de software han impuesto su visión, pero aún no está todo decidido.

Fuente: The Wall Street Journal

Compártelo. ¡Gracias!