¿Dificulta Windows Phone a las marcas el tener un estilo propio?

Escrito por
Windows 8

Es obvio que Windows Phone, como SO e interfaz, tiene algunos puntos fuertes muy notables. Para empezar es un sistema extremadamente responsivo y los tiles, con información actualizada al momento, hacen que el escritorio adquiera una gran utilidad. Sin embargo, el CMO de Huawei destaca un punto débil de la plataforma que ha llamado nuestra atención: la dificultad a la hora de diferenciarse frente a otras marcas.

Si echamos un vistazo a los tres sistema operativos móviles principales, nos encontramos con un panorama muy bien definido. iOS sólo funciona en los dispositivos de Apple. La conexión entre software y hardware es perfecta, aunque no brilla precisamente por ser un plataforma abierta, antes todo lo contrario. Android es su antítesis, al funcionar en multitud de equipos de muy diferente factura. Los términos del sistema propician que cada compañía tenga un margen de maniobra enorme para plasmar sus propias creaciones y desarrollar un estilo propio: desde TouchWiz a MiUI, pasado por el Nokia X, hay un mundo de posibilidades casi inagotable.

En cambio, Windows Phone queda un poco en terreno de nadie.

Huawei se posiciona al respecto

El máximo responsable de marketing en Huawei, Shao Yang, respondiendo a una pregunta sobre si tenían planes para lanzar un terminal con Windows Phone, hace un dibujo bastante claro de las reticencias que pueden proyectar los fabricantes a la hora de apostar plataforma de Microsoft.

Lumia 1520

1) Las licencias son más caras que en Android, de modo que los costes a la hora de comercializar un teléfono suben en torno a un 10%.

2) El ecosistema todavía no está tan maduro. Sólo hay que echar un vistazo al número de apps disponibles y compararlas con los principales competidores.

3) Windows Phone no está abierto a las innovaciones de los fabricantes, de modo que la mayoría de equipos tienen el mismo aspecto y es complicado diferenciar unas marcas de otras.

El dominio de los Nokia Lumia

Si a todos estos factores le sumamos el hecho de que los Nokia Lumia tengan una posición tan fuerte dentro del ecosistema, el desempeño de las otras compañías y sus intentos por hacerse ver en Windows Phone se convierten a veces en esfuerzos vanos. Sólo hay que echar un vistazo al paso discreto de firmas tan potentes como Samsung o HTC por la plataforma.

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Debería Microsoft permitir cierta personalización para abrir las puertas a los fabricantes?

Fuente: ubergizmo.com

Compártelo. ¡Gracias!