HTC One M8 vs Nexus 5: elaboración frente a sencillez

Escrito por
Comparativas

HTC acaba de hacer oficial su nuevo buque insignia para este año, un terminal que renueva (y perfecciona) los conceptos más básicos de su anterior generación. Aún así, hay apartados en los que se ha avanzado muy poco, siendo el dispositivo estrella de los grandes fabricantes con unas especificaciones técnicas “base” más discretas. Comparamos las características del nuevo equipo con las del Nexus 5, un referente en el sector.

El Nexus 5, como dispositivo de Google concebido para mostrar el camino a los socios, no puede eludir las comparaciones con cada nuevo smartphone de gama alta que se lanza al mercado. En esta ocasión toca compararlo con el HTC One M8, la gran apuesta de la firma que lideró el mercado de los smartphones Android, junto a Samsung, en los comienzos de la plataforma.

Diseño

Los diseños de HTC siempre son un punto a tener en cuenta. Si en cuanto a software, muchos dicen que Xiaomi es el Apple de Android, en términos estéticos los acabados más exquisitos casi siempre llegan de la mano la marca taiwanesa.

HTC One M8 comparativa

El nuevo buque insignia vuelve por sus fueros, con los altavoces en la zona frontal y un sólido cuerpo de aluminio, aunque amplía un poco sus márgenes para dar cabida a una pantalla de mayor tamaño. El problema fundamental, a nuestro modo de ver, es que HTC sigue necesitando mucho más espacio que los demás fabricantes para montar un display igual o menor, siendo una antítesis de LG en este sentido.

El Nexus 5 tiene unas líneas muy sencillas y aunque sus materiales sean más “pobres” la relación tamaño-pulgadas está de su parte.

Tamaño y peso

El One mide 14,6 cm x 7 cm x 9,4 mm y pesa 160 gramos, mientras que el terminal de Google presenta unas dimensiones de 13,7 cm x 6,9 cm x 8,6 mm y pesa 130 gramos. Como vemos la apuesta de HTC vuelve a ser bastante voluminosa.

Pantalla

Es prácticamente idéntica en los dos equipos. El One cuenta con 5 pulgadas y el Nexus con 4,95. Ambas son Full HD, 1920×1080. No podemos profundizar mucho más en este factor, pero conviene aclarar que ahora HTC integra los botones de forma digital en una barra de navegación dentro del propio panel, por lo que el crecimiento en pulgadas con respecto a la generación anterior resulta un tanto relativo.

Rendimiento

No debería haber grandes diferencias en este apartado. El HTC One monta un Snapdragon 801 a 2,3 GHz, que es una especie de Snapdragon 800 vitaminado. Cierto es que tal vez, en términos puros, la velocidad del SoC de la firma taiwanesa sea algo superior pero la ausencia total de capa de personalización en la interfaz del Nexus puede equilibrar la balanza.

Nexus 5 vs Z2

Eso sí, en términos de rendimiento gráfico, ayer vimos unos benchmarks donde el nuevo One brillaba con luz propia, incluso por encima del Galaxy S5.

La decepción tal vez llegue en el apartado de la memoria RAM. Ambos terminales cuentan con 2GB, cuando muchos esperábamos que la nueva generación tuviera invariablemente una capacidad de 3GB.

Autonomía

El M8 tiene una capacidad de almacenamiento de 2.600 mAh, lo cual es inferior a los datos Galaxy S5 o al Xperia Z2, sin embargo, sirve para batir los 2.300 mAh del dispositivo de Google.

A pesar de dicho, es prudente esperar a unas pruebas un poco más sólidas sobre consumo para poder decir cuál destaca por encima del otro en tiempo de autonomía real.

Cámara

El de la cámara es uno de los grandes atractivos del buque insignia de HTC en este año. Sus dos lentes son capaces de conseguir efectos 3D y rendir a gran nivel con escasa luz ambiental. Además, la tecnología ultrapixel es especialmente buena en las distancias cortas. La conclusión es que, a pesar de tener 4 mpx, el M8 es capaz de tratar la imagen para conseguir unos resultados de 16Mpx.

HTC One M8 vs Nexus 5

La cámara del Nexus 5 es uno de los apartados más flojos del dispositivo de Google. Aún así, el estabilizador óptico también puede aportarnos un buen rendimiento con poca iluminación.

Precio y conclusiones

Si se confirman los primeros datos, el HTC One M8 llegará a España por unos 700 euros, un precio que a nuestro modo de ver es demasiado alto. Justo por la mitad 350 euros, podemos hacernos con un Nexus 5 y, la diferencia de prestaciones, no es tan acusada como para justificar un salto así.

Eso sí, HTC es una marca que sabe trabajar en el terreno de la exclusividad. Habrá usuarios que puedan permitirse un gran desembolso con tal de obtener unos acabados sublimes y un audio portentoso, sin embargo, si presupuesto es una limitación (que para la mayor parte del mundo hoy en día lo es), el Nexus 5 ofrece una relación calidad precio mucho más realista.

Compártelo. ¡Gracias!