Sony decide quedarse fuera de Android Wear para sus smartwatches

Escrito por
Sony

Aunque a la mayoría de los mortales se nos haya quedado la boca abierta con el sistema operativo para tecnología de vestir que ha desarrollado Google, hay quien prefiere seguir su propio camino en esta industria. Sony no utilizará Android Wear en sus relojes inteligentes, desmarcándose así de otras marcas de tecnología punteras que sí que trabajarán codo con codo con los de Mountain View para sacar adelante este nuevo software.

Los japoneses fueron de los primeros en llegar a este negocio con su primer SmartWatch. Para ello, creó una modificación de Android para este tipo de productos que permitiera una comunicación con los teléfonos móviles. Esa plataforma tuvo continuidad en la segunda generación de sus relojes inteligentes, el SmartWatch 2.

Sony Smartwatch 2

En un informe de CNET, se dice que el presidente de Sony Mobile en los Estados Unidos, Ravi Nookala ha confirmado que ellos seguirán desarrollando su propia plataforma y que lanzarán dispositivos basados en ella. La razón dada es el tiempo y los recursos que ya se han invertido en ella.

Lo cierto es que el desarrollo de Google puede haber llegado como un jarro de agua fría para aquellos fabricantes que ya habían empezado a desarrollar una vía propia, dado que difícilmente podrán competir en desarrollo de software con el gigante americano.

Android Wear

Además, Google no estará solo. Grandes fabricantes ya han firmado acuerdos para desarrollar productos con Android Wear. Ya hemos visto dos modelos de grandes marcas: el Moto 360 de Motorola y el LG G Watch. Aunque también veremos modelos de HTC y ASUS, además de la colaboración de fabricantes de chips como Qualcomm, Intel o MediaTek y el fabricante de circuito integrados Broadcom. Incluso Samsung, que desarrolló su propia estructura para toda la línea Gear estará en el trato.

En definitiva, quizás por llegar antes que nadie la marca japonesa se ha quedado fuera de un proyecto que apunta realmente muy alto.

Fuente: CNET

Compártelo. ¡Gracias!