El HTC One M8 podría lanzarse en una versión económica de plástico

Escrito por
Phablet

Uno de los aspectos que diferencian a HTC como una marca top, es la excelente calidad de los acabados de su terminal estrella, el HTC One. Parte de la defensa de la firma taiwanesa para su planteamiento reside en la diferencia de sensaciones que produce utilizar un terminal fabricado en aluminio con respecto a otro de policarbonato. Sin embargo, con el fin de ofrecer un precio más accesible, es posible que pronto veamos una versión en plástico del M8.

Este curioso rumor empezó a circular por los medios especializados el pasado fin de semana, y formaría parte de una especie de jugada maestra para ofrecer un equipo tan potente como el HTC One M8 o el Galaxy S5, pero con un precio más reducido, lo que, en cierta medida, pondría en evidencia a Samsung. Los datos que se barajan son de un terminal con hardware puntero por una cifra no superior a los 450 euros.

Cambiar el metal por el plástico, ¿un buen negocio?

Es curioso que cuando se anticipa la llegada de una línea Galaxy F de construida con metal, justo aquellos que siempre se han reivindicado por el uso del aluminio estén pensando en pasarse al plástico.

Parte importante de la esencia de HTC como firma distintiva pasa por sus materiales, mientras que los fieles a Samsung en poco casos reniegan del policarbonato. Es más, algunos usuarios prefieren un material más flexible, capaz de gestionar mejor los golpes y con menos tendencia a calentarse en exceso.

HTC One M8 barato

Un equipo con todas las características del One M8, aunque con una superficie de plástico quizá sea un movimiento interesante, pero hay un factor que puede complicarle la jugada a HTC.

Xiaomi o OnePlus, la competencia inesperada

La posición de la firma taiwanesa en el mercado prácticamente le obliga a mejorar lo que hace Samsung y ofrecerlo a un precio similar al Galaxy S5 año tras año.

La equiparación en un ámbito tan esencial como el de los materiales (si las demás especificaciones técnicas siguen siendo las idénticas) puede suponer una ventaja con respecto a Samsung, cierto. Pero hay otras firmas que ofrecen las mismas prestaciones a un precio aún más ventajoso. La cuestión entonces se traduce en si es preferible hacernos con un M8 de plástico por 450 euros o (en el futuro) con un Xiaomi Mi-3S o un OnePlus One por 100 euros menos.

Fuente: ubergizmo.com

Compártelo. ¡Gracias!