El escáner ocular, próximo avance en seguridad de Samsung

Escrito por
Samsung

Los meses previos al lanzamiento del Samsung Galaxy S5, muchos eran los que sostenían que la compañía surcoreana respondería a Apple y su lector de huellas dactilares introduciendo en su buque insignia un escáner ocular. Finalmente y como todos sabréis no fue así y apostaron por replicar lo que ya había hecho su competidor. Lo que no quiere decir, que este elemento, que serviría para mejorar la seguridad de sus dispositivos quede fuera de sus planes futuros.

El vicepresidente de Samsung, Rhee In-Jong comentó a varios analistas en inversores de la firma en Hong Kong que la compañía no pierde de vista este objetivo y tiene previsto implementar nuevos sensores biométricos en los dispositivos que salgan al mercado en los próximos años. El Galaxy S5 ha sido el primer terminal de la compañía que disponía de uno de estos sistemas, concretamente el lector de huellas dactilares, y se espera que la nueva familia de tabletas Galaxy Tab S que llegarán previsiblemente en junio, sean pioneras en este sentido.

Muchos piensan que el futuro de la seguridad en los dispositivos móviles pasa precisamente por estos sensores biométricos que hagan que su uso sea totalmente exclusivo por parte de los dueños, sistemas imposibles de falsificar que ya se utilizan para otros fines que precisan de medidas de alta seguridad. “Estamos pensando en los distintos tipos de mecanismos biométricos y una de las cosas que todo el mundo está estudiando es la detección del iris“, apuntaba Rhee, dejando claro cuál podría ser el camino que tomarán.

iPhone6-01

Cuando Apple decidió incorporar el lector digital a su último smartphone, el iPhone 5s, las dudas eran más que evidentes. ¿Cómo de eficaz y útil será realmente? ¿Será más una molestia que una ayuda? Lo cierto es que poco después de que los usuarios comenzaran a usarlo, la mayoría coincidía que se trataba de una buena idea. La buena acogida por parte de las personas que lo utilizarían día a día, ha sido clave para que ahora todos miren en esa dirección, y es que de nada hubiera valido que la seguridad fuera más alta si resultaba incómodo. De hecho, fabricantes como Samsung han incluso mejorado el funcionamiento y han incorporado nuevas funciones, como los pagos por Paypal, para las que puede usarse, y la apertura para su utilización por parte de terceros sería un paso importante.

El funcionamiento de este mecanismo de seguridad del que habla Rhee podría fundamentarse en la cámara frontal, que escanearía los patrones únicos del iris del usuario comparándolos con los previamente almacenados. Un proceso que de optimizarse correctamente y se adaptase a las posibles situaciones podría ser realmente útil, bastaría echar una mirada a la cámara el smartphone se desbloquearía. Esta tecnología, según comenta, se integraría dentro de su plataforma de seguridad Knox y llegaría en primer lugar a los terminales de alta gama.

Fuente: TheHackerNews

Compártelo. ¡Gracias!