Intel busca ganar cuota en el mercado de las tablets reduciendo sus beneficios

Escrito por
Tablets

Intel quiere ganar peso en el mercado de las tabletas y parece haber trazado un plan arriesgado para ello. Según la información que se ha conocido, la compañía buscará nuevos aliados ofreciendo más incentivos y renunciando a gran parte de los beneficios que obtienen de este negocio. El objetivo es alcanzar el envío de 40 millones de tabletas con procesadores Intel.

Remontar un situación adversa no es fácil, cuando las cosas están establecidas cuesta mucho trabajo darse la vuelta y cambiarlas, y esa es una labor que Intel está tratando de realizar. Actualmente existe un fabricante de chips, Qualcomm que domina el mercado de smartphones y tablets. Las mayores compañías optan por sus componentes para los terminales que lanzan desde hace tiempo y se acerca a una situación monopolio.

La batalla con Nvidia y sus Tegra, está casi olvidada y ahora es Intel el que pretende darle un bocado a la cuota de mercado, al menos en el sector de las tabletas. Para ello incentivó a varios vendedores en China ente los que se incluía por ejemplo Ramos, acordando la utilización de sus componentes en sus dispositivos, un plan que ahora se ha ampliado, incluyendo nuevas empresas del país asiático y otras internacionales.

Actualmente más de 20 compañías han desarrollado tabletas con sistemas operativos Android y Windows 8 equipadas con procesadores de Intel entre las que se encuentran fabricantes importantes como Asus, Acer, Lenovo, HP y Toshiba. El objetivo que se han marcado es alcanzar un total de 40 millones de envíos de tabletas basadas en su plataforma durante 2014, según los datos revelados por responsables de la cadena de suministro con sede en Taiwán.

tablet-product-finder-2to1

Los incentivos a los que hacen referencia pasan por reducir su parte de las ganancias a niveles muy bajos. Según la fuente, estos incentivos podrían incluso alcanzar valores mínimos, por los cuales, la rentabilidad que obtuviese la compañía por este negocio fuera prácticamente nula. Se trata desde luego de un movimiento arriesgado, que de no tener los frutos esperados, podría tener consecuencias negativas para Intel.

Viendo que Apple domina el mercado de las tabletas de gama alta y los mercados de Estados Unidos y Europa están acercándose a un punto de saturación del mercado, han tomado la determinación de centrarse en fomentar las tabletas de gama baja, con fabricantes en su mayoría con sede en China. La demanda de estos modelos de perfil bajo sigue en aumento, y esta es la baza que quieren jugar a su favor.

Fuente: Digitimes

Compártelo. ¡Gracias!