Motorola Moto E vs Samsung Galaxy S5: las evidentes ventajas de Android Stock

Escrito por
Samsung

En ocasiones, cuando queremos imaginar la fluidez de un teléfono antes de comprarlo, nos dejamos llevar por las especificaciones del mismo, y no tenemos en cuenta un factor tanto o más determinante que este, el software que incorpora. Este hecho queda demostrado en una comparativa de fluidez real entre el Motorola Moto E y el Samsung Galaxy S5, dos terminales radicalmente opuestos, uno de gama baja, económico, que cuesta hasta 6 veces menos que el otro, uno de los punteros del mercado y con características muy superiores.

El Moto E fue presentado este mismo mes. El nuevo smartphone de Motorola redefine lo que es un terminal de gama baja, demostrando que costar tan solo 129 euros no quiere decir que sea un smartphone de baja calidad, un nuevo giro de tuerca a lo que ya vimos con el Moto G. Pantalla de 4,3 pulgadas, doble SIM, cámara principal de 5 megapíxeles, procesador Qualcomm Snapdragon 200, 1 giga de RAM y Android 4.4 Kitkat en su versión Stock.

El Samsung Galaxy S5 es el nuevo modelo del buque insignia de la firma surcoreana. Presentado con el objetivo de dominar el mercado en Android y volver a ser uno de los terminales punteros. Pantalla de 5,1 pulgadas Super AMOLED, cámara de 16 megapíxeles, procesador Qualcomm Snapdragon 801, 2 gigas de RAM y Android 4.4 con la interfaz modificada propia del fabricante, TouchWiz.

Sobre el papel, no debería haber color, esperaríamos que el Galaxy S5 sea mucho más rápido y fluido que su rival en esta comparativa, sin embargo y como vemos en el vídeo a continuación, esto no es así e incluso el Moto E lo supera en algunos aspectos. ¿A qué se debe esto? ¿Es mejor el Moto E que el Galaxy S5? Obviamente no, ahora repasamos los motivos.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que Android tiene diferentes formas de presentarse, diferentes alternativas. Android Stock, la que lleva el Moto E se caracteriza por traer precargadas las aplicaciones de Google y sus servicios, por lo que tiene dispone de más software de fábrica que AOSP. Una versión mucho más pura del sistema operativo que la que encontramos en el Galaxy S5, que incorpora la interfaz propia de Samsung, TouchWiz y viene cargada de bloatware, las aplicaciones propias de la compañía que permiten tener acceso a muchos de sus servicios pero por otra parte, perjudican notablemente el rendimiento del terminal, lo que acaba por igualar las fuerzas.

Esto no quiere decir que sea mejor ni muchísimo menos. Si el Moto E tuviera que lidiar con el software del Galaxy S5, seguramente sería imposible realizar cualquier acción sencilla, directamente no tiene capacidad para soportarlo, es la versión ligera de Android lo que le permite tener este excelente rendimiento, una de las claves de los últimos modelos de Nokia y los Nexus de Google, por ejemplo. El terminal de Samsung puede ejecutar aplicaciones que son imposibles de utilizar en el de Motorola, puede ejecutar muchos más procesos en segundo plano simultáneamente e incluso pude hacer uso de la función Multi-Window para utilizar dos a la vez. Lo que tendría que servir esta comparativa es para hacer reflexionar a los coreanos si de verdad es necesario tanto software preinstalado, o deberían optar por una versión más descargada, más pura de Android para futuros smartphones como a muchos usuarios les gustaría.

Vía: MovilZona

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 05 Jun, 15 13:10

    Ahora entiendo. Gcias x la información. Yo tenía un moto g y luego compre un S4 y me desilusione al ver q era mas lento en cuanto a Internet.

    0