LG G3 vs Galaxy S5: comparativa en lo más alto

Escrito por
Comparativas

Mucho se había especulado en la prensa coreana en torno a si el LG G3 podría convertirse en un Galaxy S5 killer antes incluso de que ambos equipos fueran oficiales. Hoy el nuevo buque insignia de LG ha sido desvelado en su totalidad, y ya podemos poner las prestaciones de uno y otro frente a frente, e iniciar el debate sobre cuál es mejor. Os ofrecemos una comparativa entre las características técnicas ambos como punto de partida.

El tiempo que ha transcurrido desde que Samsung presentó su Galaxy S5 hasta hoy mismo, puede convertirse en un factor a favor de LG, compañía que ha tenido más margen para optimizar las evoluciones de Qualcomm con el funcionamiento del resto de los componentes de su buque insignia. Sin embargo, el hecho de haberse adelantado a los demás en el lanzamiento y la popularidad de sus antecesores hacen que el S5 parta con ventaja en términos comerciales.

Diseño

Las dimensiones del LG G3 son de 14,6 cm x 7,5 cm x 8,9 mm, mientras que el Galaxy S5 mide 14,2 cm x 7,2 cm x 8,1 cm. Como véis, el terminal de LG es un poco más voluminoso en todas sus líneas, pero la diferencia resulta casi insignificante y sin embargo, su pantalla cuenta con 5,5 pulgadas mientras la del Galaxy suma 5,1.

Galaxy S5 vs LG G3 comparativa

Eso sí, el flagship de Samsung dispone de botones de navegación físicos, los que siempre acaba suponiendo algo más de espacio útil en la display. Los únicos botones del G3 están ubicados, como ya es habitual y distintivo, en su parte posterior.

Pantalla

Como os comentamos, el tamaño de la pantalla influye en la la talla global de ambos dispositivos, aunque el espacio parece estar mejor aprovechado en el G3. Su pantalla de 5,5 pulgadas se rodea de un bisel mínimo, mientras que en el Galaxy S5 los marcos han tenido que crecer con respecto a anteriores generaciones.

En cuanto a resolución, el G3 cuenta con un panel Quad HD (2560×1440 píxeles), por el Full HD (1920×1080) del S5. De esta forma, se consigue una densidad de píxeles mucho mayor que en el terminal de Samsung (538 ppp frente a 432 ppp).

LG G3 prensa

Por otro lado, Galaxy S5 utiliza una tecnología Super AMOLED, mientras que el LG G3 apuesta por la IPS. La diferencia más significativa seguramente esté en la mayor saturación del primero. No podemos decir que uno es mejor que otro aquí, porque siempre dependerá de los gustos de cada usuario.

Rendimiento

Ambos equipos cuenta con un Snapdragon 801 a 2,5 GHz y 2 GB de RAM, por lo que, en principio, su rendimiento debería de ser muy parecido. Sin embargo, hay ciertos aspectos que pueden marcar la potencia de cada uno, pero no es prudente decir cuál correrá más antes de verlos funcionando cara a cara.

La capa de personalización de Samsung es más lenta y pesada que la de LG, sin embargo, la elevada densidad de píxeles del G3 también puede pasar factura a la suavidad de sus controles (esperemos que no). Los benchmarks y otro tipo de pruebas de rendimiento nos sacarán de dudas en breve.

Autonomía

Con el G2, LG introdujo varias innovaciones en batería, como una estructura escalonada y un sistema de RAM gráfico novedoso, además de diferentes ajustes para conseguir un consumo mínimo en determinadas circunstancias. En este sentido, podemos decir que la pasada generación tenía una autonomía portentosa. Este LG G3 debería seguir una senda similar, con la misma capacidad de carga, 3.000 mAh, o incluso mejorar su eficiencia.

Samsung Galaxy S5 prensa

El Galaxy S5, por su parte, tiene una una batería algo inferior, 2.800 mAh pero también ha conseguido resultados excepcionales en las pruebas que hemos visto hasta la fecha.

Cámara

Siempre se dice que los megapíxeles no lo son todo en una cámara. En este sentido, LG continúa con los 13 mpx de la generación anterior, mientras que el Galaxy S5 dispone de un sensor de 16 mpx.

La diferencia está en que la cámara del G3 trabaja con un OIS+ que aporta estabilidad la imagen. Este detalle hace que nos decantemos por el smartphone de LG.

Conclusiones

A nuestro modo de ver, LG ha aprovechado el tiempo y ha conseguido mejorar al Galaxy S5 en aquellos terrenos donde había margen. El LG G3 gana en acabados, en tamaño y resolución de pantalla o en la capacidad de la batería.

No obstante, si nos gustan especialmente los productos de Samsung, el S5 tampoco es una opción netamente inferior, y la comparación se puede realizar un prisma diferente: su tamaño es más compacto, su cámara tiene mayor resolución y la pantalla AMOLED puede ofrecer mejor brillo y visualización en exteriores.

Os invitamos a seguir toda la actualidad sobre ambas firmas en nuestras secciones de Samsung y LG.

Compártelo. ¡Gracias!