Samsung podría lanzar un smartphone con procesador Intel a finales de año

Escrito por
Samsung

Samsung planea el lanzamiento de un smartphone a finales de año que llegaría con una novedad importante, montaría un procesador Intel Moorefield de 64 bits. Una noticia que parece extraña al principio pero que cobra sentido cuando leemos las razones que han motivado al fabricante surcoreano a tomar esta decisión: Intel ha ofrecido sus chips a un precio que casi no supera los costes de producción.

Según el medio coreano DDaily Samsung estaría preparando lo que podría ser su primer smartphone con procesador Intel y llegaría antes de que acabe este mismo año. Según cuentan, el fabricante ya estaría desarrollando lo que sería el terminal teniendo en cuenta para el resto de características que en su interior habitará un Intel Atom Z3500, uno de los últimos chips de Intel, perteneciente a la familia Moorefiel que se presentó en el MWC en el mes de febrero, evento en el que Samsung reveló su Galaxy S5, quizá las primeras conversaciones tuvieran lugar en Barcelona.

El dispositivo que tienen entre manos no sería ni mucho menos un terminal de referencia en el catálogo de Samsung, sino que podría tratarse de un nuevo modelo de gama media. Por esta razón, realizarían una serie de modificaciones en el procesador. El Intel Z3500 Moorefield tiene arquitectura de 64 bits y cuenta con cuatro núcleos capaces de alcanzar velocidades de 2,3 GHz. Sin embargo, tal y como explica el medio asiático fuente de esta noticia, la energía que consumiría y el calor desprendido por el chip a potencia máxima serían demasiado altos para el smartphone que están planeando, por lo que reducirán la velocidad máxima de los núcleos a 1,7 GHz.

Samsung-Intel-Atom

Intel reduce sus beneficios al máximo

No es la primera vez que os hablamos de este tema, el mes pasado nos hicimos eco de una noticia que decía que Intel estaría dispuesta a renunciar a gran parte de sus beneficios con tal de ganar cuota de mercado en el sector de las tablets. Esto le permitiría llegar a acuerdos con nuevas compañías que podrían lanzar dispositivos a precios más bajos. Por lo que parece, este plan estratégico no se limitaría a las tablets y también podrían estar interesados en colaborar con algunos fabricantes de smartphones.

intel_logo_shiny_large

Como el caso de Samsung, qué mejor aliado que una de las compañías de más peso a nivel mundial. De ahí que hayan ofrecido los chips casi por el coste equivalente a su producción y por tanto, estrechando el margen de beneficios a su mínima expresión. Los Intel Moorefield costarían a Samsung 7 dólares la unidad por los 20 que cuestan generalmente otras opciones, lo que habría sido definitivo para decidirse a dar el paso.

Otro motivo, es que a pesar de contar con sus propios procesadores Exynos, con este acuerdo reducirían la dependencia con Qualcomm, su principal proveedor. Samsung huye de estas dependencias como ya hemos visto en el apartado software con Tizen, con el que quieren tener una alternativa a Android y principalmente a Google.

Vía: phonearena

Compártelo. ¡Gracias!