Android Wear no se prestará a la personalización de los fabricantes

Escrito por
Android

El universo Android dentro de las tablets y smartphones se compone de experiencias muy diversas, dispuestas mediante las diferentes ejecuciones del sistema planteadas por cada fabricante. TouchWiz, Sense, Optimus UI son formatos que, por un lado, enriquecen a la plataforma móvil pero que, por otro lado, retrasan su evolución. Google, no obstante, protegerá Android Wear, Auto y TV, obligando a la marcas a adoptar una versión estandarizada de todas ellas.

Si comparamos Android con las otras plataformas móviles dominantes, no cabe duda de que su crecimiento horizontal, en muchos casos, frena sus ritmos de evolución y adopción. Su naturaleza abierta permite al software correr en un incontable número de dispositivos de diversa índole (desde terminales de marca blanca y hardware extremadamente limitado, hasta auténticas bestias tecnológicas); además, gran parte de las mejoraras que se acumulan, entrega tras entrega de Android, provienen de las innovaciones ideadas por los socios de Google.

En Android L, sin ir más lejos, encontramos algunos ejemplos.

Las nuevas variantes de Android no podrán modificarse

El pasado Google I/O, se avanzó la llegada del sistema Android a nuevos ámbitos de nuestra vida cotidiana: televisiones, coches, “vestibles”, etc. Obviamente, para hacer efectiva esta “expansión” se hace necesario el apoyo de compañías como Samsung, Sony, HTC, LG, Huawei, Lenovo, Asus o Motorola, entre otras, no obstante, todas ellas tendrán que ceñirse a unas directrices comunes.

Android Wear stock

Según David Burke, uno de los principales ingenieros de Google, la interfaz de usuario de todas estas sub-plataformas “serán parte del producto”, de tal manera que mientras en los teléfonos y las tablets las OEMs podrán seguir plasmando visiones propias del sistema, las experiencias en Android Wear, Auto o TV serán unificadas.

La dificultad de definirse como marca

Es precisamente el margen de maniobra que ofrece Google lo que le da a las diferentes compañías la posibilidad de expresar una identidad propia como marca y lo que, en muchos casos, les hace decantarse por su sistema operativo. La popularidad de Android y de los socios de Google ha crecido a base de retroalimentarse entre uno y los otros, sin embargo, este cambio de planteamiento puede romper una regla básica de la cooperación entre ambas partes.

¿Y vosotros, qué opináis? ¿Debería dejar espacio Google a las marcas para innovar dentro de Android Wear, TV y Auto?

Fuente: adslzone.net

Compártelo. ¡Gracias!