¿Y si Windows Phone 9 pudiera correr aplicaciones de Android?

Escrito por
Windows 8

La relación entre Google y Microsoft parece tan tortuosa para ambas partes como necesaria. Desde que los ecosistemas de las compañías compiten de forma directa, los batalla dialéctica ha sido la norma; especialmente desde el lado de Redmond, que incluso llegó a lanzar una campaña publicitaria y a recoger firmas para que los de Mountain View dejarán de “espiar” a los usuarios.

Google por su parte, ha optado por una guerra psicológica, siendo más sutil en sus formas. Por un lado provocó las quejas de Microsoft dificultando la llegada de aplicaciones esenciales como YouTube a Windows Phone y, por el otro, les pidió a sus competidores que se centrarán en hacer mejores productos.

A pesar de las apariencias y las tensiones, no obstante, ambos gigantes dependen de forma crucial el uno del otro. Por ejemplo, Android se nutre de hasta 25 patentes de Microsoft relacionadas con la seguridad, la sincronización de datos o el sistema de ficheros. Por su parte, la empresa que dirige Satya Nadella se embolsa un cuantiosa suma de dinero en concepto de royalties por dichas patentes, dinero con el que, a su vez, se financia el agujero en las cuentas generado por Surface y Windows Phone.

No es la primera vez que suena algo así

Muchos han tomado el Nokia X como un caballo de Troya que pretende captar a usuarios de Android para la plataforma rival a través de una personalización del sistema móvil de Google dedicada exhibir muchas de las cualidades y servicios más potentes de Windows Phone.

Sin embargo, para Tom Warren de The Verge “Nokia X es una estrategia que a la larga busca integrar las aplicaciones de Android en Windows Phone / RT”.

Smartphone dual boot Android Windows Phone

Ciertamente, no es la primera vez que escuchamos un argumento similar. Hace algunos meses se especuló con la posibilidad de que algunos ejecutivos de Microsoft estuviesen presionando para que la Surface fuera un dispositivo de arranque dual Windows / Android.

Un remedio ante la perversa dinámica

Aunque de esta forma el ecosistema de los de Redmond perdería pegada (al menos en un primer momento), en Microsoft saben que se encuentran en una dinámica circular peligrosa: Windows Phone no atrae a suficientes usuarios por falta de apps y, a su vez, no atrae a los desarrolladores por falta de usuarios.

Nadella, en este sentido, ha mostrado una postura más conciliadora y abierta que la de su predecesor, y la estrategia con Office es un claro ejemplo. Por otro lado, la convergencia de plataformas, puede servir para potenciar a ambas compañías, o simplemente como lanzadera para facilitar el crecimiento propio.

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Veis posible que Windows Phone 9 comience a correr aplicaciones Android?

Fuente: phonearena.com

Compártelo. ¡Gracias!