Samsung suspende su acuerdo con un proveedor que utilizaba mano de obra infantil

Escrito por
Samsung

Samsung ha confirmado que Dongguan Shinyang Electronics, compañía coreana que formaba parte de los socios proveedores ha utilizado a niños como mano de obra en sus instalaciones después de que China Labor Watch acusara directamente a la empresa asiática en un informe reciente. Samsung se ha mostrado intratable con estos asuntos desde hace algún tiempo ya que se trata de un tema delicado en esta parte del mundo y ha comunicado que suspende sus negocios con este proveedor.

China Labor Watch, una organización con sede en Nueva York que lleva diez años colaborando con los sindicatos, organizaciones laborales y medios de comunicación sin ánimo de lucro con el objetivo de evaluar las condiciones de los trabajadores de las fábricas en China que posteriormente se traducen en informes con los que denunciar y educar a la comunidad internacional en cuestiones relacionadas.

Uno de sus últimos informes, revelado hace unos días, apuntaba directamente a Dongguan Shinyang Electronics: habían estado utilizando mano de obra infantil. Un investigador encubierto había visto con sus propios ojos la participación de menores de 16 años en el establecimiento y había comprobado la contratación de más menores ante las exigencias de la temporada alta. La jornada laboral dicen: de 11 horas diarias, con contrato de tres a seis meses, sin el plus por horas extra ni seguro social, todo un caso de explotación independientemente de que las contrataciones sean irregulares.

explotacion-fabrica

Tolerancia cero

Samsung, consciente de que se trataba de uno de sus socios proveedores inició una investigación de urgencia que demostrara estas acusaciones. Lamentablemente han tardado poco en encontrar evidencias de que estaban en lo cierto y habían estado contratando niños para las labores que se llevaban a cabo. La compañía realiza auditorías regulares para comprobar que sus proveedores trabajan de forma adecuada, desde 2013, esta fábrica en cuestión había sido revisada 3 veces, la última el día 25 de junio, sin embargo, estas contrataciones, según han demostrado, empezaron cuatro días más tarde.

“La investigación iniciada tras las acusaciones de CLW ha obtenido evidencias de contrataciones ilegales que tuvieron lugar a partir del 29 de junio. Las autoridades chinas también están investigando el caso”, explican, además, apuntan: “Es lamentable que esta acusación haya surgido a pesar de los esfuerzos de Samsung para prevenir el trabajo infantil en sus proveedores, su compromiso para asegurarse de que esto no sucede y el apoyo proporcionado”. Samsung, que ha demostrado tener tolerancia cero con estos temas, como decíamos al principio ha suspendido su acuerdo con esta organización y suponemos que junto a las autoridades del país, investigarán a fondo estas prácticas, así como ha anunciado que fortalecerá los sistemas de contratación propios y de sus proveedores. Sin duda son buenas noticias, ya que estas grandes compañías suelen estar en el foco de las sospechas.

Vía: The Next Web

Compártelo. ¡Gracias!