Intel gana cuota en el mercado de las tablets arriesgando al límite

Escrito por
Tablets

Intel sigue empeñada en hacerse un hueco en el mercado de los dispositivos móviles, especialmente en el de las tablet. Las intenciones parecen ser las de ganar cuota “a toda costa”, al menos es lo que nos dice la situación actual de la compañía, aunque desde dentro el mensaje es bien diferente, creen que arriesgando como lo están haciendo, puede valer para revertir la situación en los próximos años y así, pasar de números rojos a verdes.

Intel ha revelado los resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año. En total, durante los meses de abril, mayo y junio, la compañía ha ingresado 13.800 millones de dólares para obtener unos beneficios netos de 2.800 millones, un aumento del 40% respecto del año pasado. Sin embargo, si nos centramos en la unidad móvil, los ingresos apenas superan los 50 millones de dólares y el balance es de un 83% menos que el mismo periodo de 2013.

intel-mobile-chart

A mayor éxito, más pérdidas

La compañía ha conseguido en este tiempo aumentar el uso de sus chips en tablet, hasta un 10% más que el trimestre anterior, todo un logro. Sin embargo, este es uno de los puntos que ha generado una caída en los ingresos y los beneficios de esta sección, ¿por qué? La razón es simple: Intel está pagando a los fabricantes de dispositivos para que utilicen sus chips. Hace un tiempo decíamos que Intel quería ganar cuota reduciendo sus beneficios, pues este plan ha sido llevado al extremo.

Intel está destinando a la gama baja, chips que en principio no estaban reservados para ese fin y que requieren un coste mayor para su diseño y fabricación que los de otros rivales. Entonces para que estos fabricantes de dispositivos elijan colaborar con Intel, tienen que asumir esta diferencia, pero no solo eso, incluir estos chips en los dispositivos también requiere un gasto extra que Intel está abonando a los fabricantes. Por tanto, cuando más “exitoso” sea el plan y más fabricantes se unan a ellos, mayores serán las pérdidas.

Cumpliendo con los objetivos

No todo es negativo para Intel, que al menos está bien encaminada para lograr los objetivos que se habían marcado: 40 millones de tablets con sus procesadores en este año. Cuando empezaron a diseñar los primeros Intel Bay Trail, la idea era que fueran utilizados por los rivales del iPad en el mercado de gama alta, pero han tenido que cambiar su punto de mira. Si todo va según lo previsto, esperan poder mantener los socios que se han ganado los próximos años y atraer a algunos más, esta vez sin necesidad de pagar y por tanto, empezando a generar ganancias para la compañía, Brian Krzanich, CEO de Intel lo explicaba así: “Quiero decir, claramente, no vamos a las empresas a perder dinero, y creemos que con el tiempo podemos hacer de este un negocio rentable”.

apertura-intel-rockchip

Es una estrategia muy arriesgada que solo empresas al borde de la desesperación y con un gran poder económico pueden permitirse. De cara al futuro han empezado proyectos como SoFIA, una gama de procesadores esta vez sí, pensados para la gama baja fruto de un acuerdo con RockChip. Si sale mal, saldrá muy mal, pero si sale bien, será muy meritorio por su parte.

Fuente: Recode

Compártelo. ¡Gracias!