Probamos la Samsung Galaxy Tab S 8.4. Conócela a fondo

Escrito por
Samsung

No cabe duda de que Samsung ha apostado fuerte por su nueva línea Galaxy Tab S. A un evento por todo lo alto en la ciudad de Nueva York, le han sucedido numerosos anuncios en televisión, en paradas de autobuses o en vallas publicitarias. La publicidad se centra, principalmente, en la pantalla Super AMOLED de los dispositivos, sin embargo, hay otros muchos aspectos en ellos que merece la pena conocer.

Por fin Samsung tiene su equivalente al iPad. Independientemente de que la firma surcoreana disponga de un inacabable catálogo de dispositivos de todos los tamaños y prestaciones, no dejábamos de echar en falta una tablet de referencia en la que se plasmara lo mejor de esta poderosa compañía. La pantalla y el escáner de huellas de la Galaxy Tab S 8.4 son las dos características estella, pero todo el conjunto muestra un gran nivel.

Empecemos, sin embargo, por mencionar algunos rasgos que tal vez sean mejorables.

Sensor de huellas: una buena idea, aunque le falta madurar

No nos cabe duda de que si Samsung y Apple apuestan por el escáner de huellas dactilares y siguen potenciando sus funciones, al final se convertirá en una herramienta interesante. Sin embargo, hoy por hoy, ofrece pocas cosas. Como comentamos a lo largo del análisis ni siquiera podemos decir que nuestra experiencia con este sistema haya sido positiva. Al final, acabamos por deshabilitarlo.

Galaxy Tab S 8.4 prueba a fondo

Por otro lado, si comparamos la fluidez de la Galaxy Tab S con la de un dispositivo Nexus o incluso con la de la Xperia Z2 Tablet, nos daremos cuenta de que su respuesta táctil no es tan suave y acusa la pesada carga que aún supone TouchWiz, con algún que otro lag de cuando en cuando.

La display y el diseño son espectaculares

La pantalla ofrece una intensidad en los colores y una sensación de profundidad que no habíamos visto hasta ahora en ninguna tablet de la competencia. Es la mejor display que hemos probado con diferencia.

Además, hay otro aspecto menos comentado que también llama mucho la atención: la Galaxy Tab S es un dispositivo extremadamente fino y, aún así, consigue proporcionar al usuario una gran autonomía y una salida de audio francamente buena. Encerrar una tecnología tan potente en una caja tan pequeña, es una obra ingeniería artística de Samsung.

Te invitamos a consultar nuestro análisis a fondo de la Galaxy Tab S 8.4.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios