Un benchmark del Nexus X confirma que Android L será la versión 5.0

Escrito por
Android

Últimamente, los nombres y la numeración de las versiones de Android que ha lanzado Google vienen despistando un poco al personal. Tras la 4.0 Ice Cream Sandwich, llegó la 4.1 Jelly Bean; y cuando creíamos que Key Lime Pie sería lo próximo, Kitkat salió a escena. Parece, no obstante, que ya sí, la siguiente entrega del sistema operativo será la 5.0, confirmando así el salto cualitativo de Android L y su interfaz gráfica basada en el material design.

Ayer supimos que el próximo smartphone de Google finalmente se llamará Nexus X, cargándose la secuencia de las dos últimas generaciones en las que LG era el fabricante. Este dispositivo ha aparecido hoy en unos benchmarks donde se muestran claramente todas las especificaciones principales, desde los componentes internos al sistema operativo, y en ellas podemos apreciar que su Android es ya el 5.0

Especificaciones técnicas: un salto de nivel

El Snapdragon 801 ha significado algo similar a lo que fue el año pasado el Snapdragon 600, es decir una versión vitaminada de su predecesor que sirve de paso intermedio hasta que la verdadera evolución del chipset esté lista.

Este año, la diferencia la marcará el Snapdragon 805, que ya ha lucido una frecuencia de reloj de 2,7 GHz e integra la GPU Adreno 420, tal y como muestran la capturas. Junto al Galaxy Note 4 y al HTC One M8 Max, el Nexus X será uno de los smartphones equipados con esta variante, lo que también facilitará la transición a la pantalla Quad HD y hará que los 3GB de RAM tengan más sentido.

Por su parte, la resolución de la cámara continuará en el límite de la gama alta con 13 megapíxeles, manteniendo la costumbre de ser uno de los aspectos quizá menos asombrosos de los terminales Nexus.

Sus resultados, por ahora, no parecen espectaculares

Por lo que hemos podido percibir hasta el momento, el Snapdragon 805 de Nexus X no ofrece un rendimiento fuera de lo común, quedando en los benchmarks por debajo del Tegra K1 y muy por debajo del algunos chips de Mediatek.

Se barajan varias posibilidades al respecto. La primera y más obvia, que el procesador no sea mucho más potente que la generación previa. No obstante, nosotros apostaríamos por que las pruebas de benchmarks todavía no estén optimizadas para el nuevo sistema, Android L (¿Lemon Meringue Pie?), al igual que ocurrió en su día con Android 4.4.

Fuente: ubergizmo.com

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios