Lenovo Yoga 3 Pro vs Surface Pro 3: comparativa

Escrito por
Comparativas

Hoy os traemos una comparativa un poco peculiar, en la que la lucha tiene lugar en la frontera misma entre las tablets y los PCs. Si normalmente cuando incluimos a la Surface Pro (de cualquier generación) nos vemos obligados a insistir en que hay que tener en cuenta que en realidad es siempre un poco injusto enfrentarla a una tableta convencional, con la Lenovo Yoga 3 Pro sucede lo contrario, ya que se trata de un convertible aún más próximo a un portátil convencional. Se trata, en cualquier caso, de dos dispositivos del más alto nivel. ¿Por cuál os decantaríais vosotros?

Diseño

Como en todos estos dispositivos que se mueven en la frontera entre tablet y PC, el diseño es siempre un apartado muy importante. El peso de la transición entre uno y otro uso en el caso de la Surface Pro 3, como ya sabéis, recae en el soporte que se puede abrir en la parte posterior y que nos permite sostenerlo en diferentes ángulos, para que haga las veces de monitor. En el caso de la Lenovo Yoga 3 Pro, el responsable es el enganche con el teclado, que permite un giro completo de 360 grados: podemos dejarlo cerrado, abrirlo en cualquier ángulo en el que nos resulte cómodo para su uso o darle la vuelta hasta dejar el teclado “a la espalda” y utilizar sólo la pantalla táctil.

Yoga 3 Pro vs Surface Pro 3

Dimensiones

Como siempre, hay que tener en cuenta las diferencias en el tamaño de la pantalla (de más de una pulgada en este caso), pero lo cierto es que la Surface Pro 3 es un equipo más compacto (33 x 22,8 cm frente a 29,21 x 20,14 cm), y mucho más ligero (1,19 kg frente a 798 gramos). Es también más fino, pero hay que tener en cuenta que estamos considerando sólo la pantalla, mientras que la Lenovo Yoga 3 Pro incluye el teclado también (12,8 mm frente a 9,1 mm).

Pantalla

Para empezar, hay que tener en cuenta la diferencia de tamaño que ya habíamos mencionado (13.3 pulgadas frente a 12 pulgadas), pero también hay que mencionar la peculiar relación de aspecto por la que ha apostado Microsoft para esta tableta (3:2). Por lo que respecta a la resolución, la Lenovo Yoga 3 Pro llega con un espectacular 3200 x 1800, mientras que en la Surface Pro 3 nos encontramos con un nada despreciable 2160 x 1440. En conjunto, a pesar de su mayor tamaño, la densidad de píxeles en el convertible de Lenovo sigue siendo algo mayor (276 PPI frente a 213 PPI).

Yoga 3 Pro

Rendimiento

Aquí la cosa es un poco más complicada, porque la Surface Pro 3 se puede adquirir con distintas configuraciones, y la diferencia de especificaciones técnicas (y de precio) puede ser bastante notable. La Lenovo Yoga 3 Pro cuenta con un procesador Intel Core M-70, con una potencia máxima de 2,6 GHz, pero con la gran ventaja de de generar mucho menos calor (lo que ha permitido prescindir de ventiladores y reducir su grosor). La Surface Pro 3 monta en todas sus versiones procesadores Intel Haswell pero la potencia que nos ofrece cada uno de ellos va desde los 1,5 GHz del modelo con procesador i3 a los 3,3 GHz del modelo con procesador i7, pasando por los 2,9 GHz del modelo con procesador i5. También hay modelos que igualan los 8 GB de memoria RAM del convertible de Lenovo, aunque también los hay con la mitad.

Capacidad de almacenamiento

En ambos casos tenemos modelos a nuestra disposición con hasta 512 GB de disco duro, y la principal diferencia (al revés que con las tabletas convencionales) está en el mínimo con el que lo podemos comprar y que es de 256 GB para el convertible de Lenovo y de 64 GB para la tableta de Microsoft, aunque hay que tener en cuenta que esta opción va a asociada a menor cantidad de memoria RAM (4 GB) y un procesador menos potente (i3 a 1,5 GHz).

Surface Pro 3 teclado

Cámaras

Si el apartado de cámara es ya poco relevante para una tableta convencional, evidentemente lo será aún menos cuando consideremos equipos como estos. No obstante, para aquellos que estén particularmente interesados en esta característica, la ventaja es claramente para la tableta de Microsoft que cuenta con dos cámaras de 5 MP (tanto delante como detrás), mientras que en el convertible de Lenovo sólo tenemos una cámara HD frontal.

Batería

De acuerdo a las estimaciones de los fabricantes, en ambos casos disfrutaremos de una autonomía de hasta 9 horas, una cifra bastante alta para un equipo de estas características. Para la Surface Pro 3 sabemos que los tests independientes le atribuyen unas 3 horas y media de uso intenso y unas 7 horas y media sólo con navegación. Para la Lenovo Yoga 3 Pro, desafortunadamente, no tenemos por el momento ningún dato similar.

Precio

Si comparamos el modelo más asequible de la Surface Pro 3 con el más asequible de la Lenovo Yoga 3 Pro, la diferencia es realmente sustancial (1350 euros frente a 800 euros), pero la diferencia en especificaciones técnicas (procesador, memoria RAM y capacidad de almacenamiento) también lo es. El modelo superior de la Surface Pro 3 también es bastante más caro que el de la Lenovo Yoga 3 Pro (1600 euros frente a 1950 euros) pero cuenta un procesador más potente (i7). El modelo con un precio más similar (1550 euros) tendría también ese procesador más potente (i7), pero menos disco duro (256 GB). También hay que tener en cuenta que en cualquier caso, para ser realmente equiparable al convertible de Lenovo, hay que sumar al precio de la tableta de Microsoft el del teclado (unos 130 euros para el modelo oficial).

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios