iPhone 6 capta menos usuarios Android que modelos anteriores

Escrito por
iOS

Estaréis de acuerdo que a pesar de las muchas novedades del iPhone 6 (y 6 Plus), la más destacada, de la que más se ha hablado es el tamaño de pantalla, que crece de las 4 a las 4,7 o 5,5 pulgadas. Un cambio que según los analistas era el más propicio para que Apple captase un buen puñado de usuarios de Android. Las cifras referentes a los primeros 30 días del terminal a la venta dicen todo lo contrario, y la mayoría de los compradores ya tenían un iPhone, siendo el número de usuarios que viene de Android menor que el registrado en años anteriores.

Consumer Intelligence Research Partners (CIRP) son los responsables de un informe que se puede calificar cuanto menos de sorprendente. Los datos que os damos a continuación salen de una encuesta realizada por esta firma de investigación que se dedicó a preguntar a los usuarios que compraron un iPhone 6 o iPhone 6 Plus si ya tenían anteriormente un iPhone o su anterior terminal era Android. Aunque lógicamente los datos no incluyen la respuesta de todos los compradores, sí que son significativos en cuanto se comparan con los obtenidos el año pasado con el iPhone 5s y iPhone 5c.

La tabla que os dejamos a continuación refleja rápidamente lo que decíamos en el titular. Como podéis ver, de los consumidores que compraron un iPhone 5s o iPhone 5c, poco más del 60% tenía un modelo de iPhone anterior y hasta un 23% lo cambiaba por una de las múltiples alternativas Android. Casi uno de cada cuatro, un balance bastante alto que presuntamente sería superado con creces en 2014. Pero podéis comprobar que no ha sido así, y más del 80% de los compradores de un iPhone 6 o iPhone 6 Plus ya tenían un smartphone con el sello de la firma de Cupertino. Apenas un 12% formaba parte hasta este momento de la plataforma de Google.

origen-usuarios-iphone-6

¿Qué ha pasado?

Es difícil de explicar, los analistas preveían un escenario totalmente diferente, con muchos más usuarios Android dando el salto atraídos por un tamaño de pantalla más parecido al que estaban habituados. Dando por buenas estas cifras, que siempre tienen matices como el periodo al que se ha restringido el estudio o el número de encuestados, vamos a intentar leer lo que ha pasado.

En primer lugar, queda en evidencia que los propios usuarios de Apple, pedían a gritos un iPhone más grande, y muchos no se lo pensaron dos veces. En una época donde el consumo multimedia es una de las prácticas habituales, muchos demandaban este cambio y los de Cupertino se lo han dado. Por otro lado los usuarios de Android, han visto como muchas de las novedades destacadas por Apple en el evento de presentación y las semanas posteriores, son características que ya tienen sus terminales, y por tanto, el motivo principal que podría empujarles a cambiar es el diseño o una mayor afinidad con iOS, y 700 euros son difíciles de justificar con estos argumentos.

¿Cuál es vuestra opinión?

Fuente: BusinessInsider

Compártelo. ¡Gracias!