El lanzamiento de algunos buque insignia podría retrasarse por el Snapdragon 810

Escrito por
Tablets

Precisamente esta mañana hablábamos del Snapdragon 810 y como era de esperar que prácticamente todos los buque insignia que se lancen en 2015 lleguen ya con él y apenas unas horas después ha empezado a circular la noticia de que podría ser el responsable de que el lanzamiento de algunos de ellos se vea retraso. Entre los afectados estarían, por ejemplo, el Galaxy S5 y el LG G3.

Retrasos en la gama alta a causa del Snapdragon 810

Tener un procesador del más alto nivel es siempre un punto a favor de un smartphone de gama alta, pero no siempre los fabricantes lo tienen fácil a la hora de asegurárselo. Ya vimos este año, por ejemplo, como algunos candidatos a hacer debutar el Snapdragon 805 tuvieron que conformarse con una versión vitaminada del Snapdragon 801 e incluso aquellos que sí pudieron disfrutar de él se vieron limitados en ocasiones en su distribución (como sucedió con las versiones “premium” del Galaxy S5 que inicialmente se vendieron sólo en Corea).

Qualcomm Snapdragon 805

Parece que tampoco hacerse con un Snapdragon 810 les va a resultar sencillo tampoco, aunque en este caso no tanto por unos suministros limitados, como por el hecho de que Qualcomm se esta encontrando con algunos problemas que aún no ha conseguido resolver por completo y que afectan tanto a la CPU (problemas de sobrecalentamiento), como a la GPU (problemas con los drivers). Habrá que esperar a ver cuánto tardan en resolverse, porque lo cierto es que entre los smartphones que se considera que se podrán ver afectados hay algunos con fechas de lanzamiento teóricamente bastante alejadas en el tiempo: lo normal es que el Galaxy S6 debute en febrero mientras que el LG G4 lo debería hacer unos meses después.

Esta mañana se han desvelado algunas de sus especificaciones técnicas

La noticia llega casualmente, como decíamos, el mismo día en el que al fin hemos conocido algunas más de sus especificaciones técnicas: según las últimas informaciones, el nuevo procesador de Qualcomm tendrá una frecuencia sensiblemente menor que la del Snapdragon 805 (con 1,96 GHz), pero ofrecerá soporte para 64 bits y un consumo más eficiente.

Fuente: phonearena.com

 

Compártelo. ¡Gracias!