Galaxy S6 sv Galaxy S5: ¿merece la pena el cambio?

Escrito por
Comparativas

Como seguramente  ya sabréis, ayer se presentó el flamante Galaxy S6, la nueva generación del smartphone superventas de Samsung, y con la que compañía espera marcar un punto de inflexión en la historia de la gama semejante al que ha supuesto el iPhone 6 para Apple. A la hora de valorar, sin embargo, si nos interesa o no hacernos con este nuevo modelo, sobre todo para quienes tengan el Galaxy S5, no está de más valorar cuáles son las mejoras que se han introducido y cuáles las características que se han perdido, que también ha habido algunas.

Diseño y dimensiones

Hay una primera parte de esta valoración que es puramente estética y, como tal, totalmente subjetiva: con el Galaxy S6 Samsung ha tratado de fabricar un smartphone lo más atractivo posible y con acabados que dieran más sensación de premium. Lo cierto, sin embargo, es que sobre todo fijándonos en el frontal, los cambios no son tan grandes como habría cabido esperar. Cuestión diferente es, eso sí, el perfil metálico y la carcasa trasera, que ahora es de cristal y más clásica que la del Galaxy S5.

s6 colores

Por lo que respecta al tamaño, son prácticamente idénticos, con apenas unos milímetros de diferencia: el Galaxy S6 es ligeramente más largo y el Galaxy S5 es ligeramente más ancho, ahí se acaba todo. Tampoco vais a notar demasiado cambio por lo que respecta al peso (138 gramos frente a 145 gramos). Donde sí ha habido evolución, no obstante, es en el grosor: el nuevo buque insignia de Samsung es casi un milímetro y medio más fino que su predecesor, que es cierto que en la práctica es una diferencia muy pequeña, pero para quienes busquen smartphones esbeltos, realmente la encontrará significativa.

Pantalla y cámara

Aunque quizá no tanto como su diseño, las mejoras en la pantalla del Galaxy S6 son otra de las novedades que más llaman la atención y es que, aunque ha mantenido el tamaño de 5.1 pulgadas, el nuevo modelo ha dado el salto a la resolución Quad HD, incrementando drásticamente la densidad de píxeles (de 432 PPI a 577 PPI). No sólo eso, sino que esta generación se beneficiará de las mejoras en los paneles AMOLED que hemos venido observando ya en los últimos dispositivos de Samsung. Por supuesto, hay que tener en cuenta siempre que una vez llegamos ya a la resolución Full HD, las mejoras sólo se notan ya hasta cierto punto.

S6 camara

Por lo que respecta a la cámara, sin embargo, no podemos decir que haya un gran cambio, si nos fijamos únicamente en las especificaciones técnicas (16 MP con estabilizador óptico de imagen en ambos casos para la cámara principal). No son completamente idénticas, sin embargo, ya que la cámara del Galaxy S6 cuenta con un nuevo modo HDR que actúa en tiempo real y con un nuevo software que agiliza su funcionamiento. En la cámara frontal, en cualquier caso, sí que hay una diferencia palpable (5 MP vs 2 MP).

Interfaz y rendimiento

En este apartado también ha habido una evolución bastante notable, con un procesador Exynos 7420 de ocho núcleos con soporte para 64 bits y una frecuencia de 2,1 GHz que, por lo que hemos visto en benchmarks hasta el momento, derrocha potencia. Viene acompañado, además de 3 GB de memoria RAM (1 GB más que en el modelo anterior), que deberían ser más que suficientes para garantizar una fantástico rendimiento.

s6 touchwiz

La mejora en fluidez del Galaxy S6, no obstante, no se debe sólo a este potente hardware sino que tiene que ver mucho también con algunas decisiones que ha tomado Samsung por lo que respecta al software. Parte de la mejora se debe simplemente a Android Lollipop y, como esta actualización está disponible también para el Galaxy S5, no debería haber mayor diferencia entre ambos. Y, sin embargo, la hay, porque en esta ocasión los coreanos ha apostado por una interfaz más ligera, con muy pocas apps preinstaladas.

Capacidad de almacenamiento y batería

Terminamos con dos cuestiones que a priori no llaman mucho la atención, pero que luego en la práctica pueden ser bastante importantes y que merece la pena tenerlas muy en cuenta. Ambas hacen referencia a algunas de esas cosas que sí se han perdido en el Galaxy S6. La primera de ellas es la ranura para tarjetas micro- SD: la capacidad de almacenamiento con la que compremos el smartphone es toda la que tendremos, ya que no habrá posibilidad de ampliarla de forma externa.

s6 carga inalambrica

La segunda es que la batería ya no es extraíble, aunque la importancia de esta es quizá más discutible y dependerá bastante del uso que hagamos del dispositivo. Tampoco está de más notar que la batería es de menor capacidad que la del Galaxy S5 (debido a su también menor grosor), aunque tampoco podemos concluir de ello que vaya a darnos una peor autonomía, para lo que habrá que esperar a los tests independientes. Sí que tiene una ventaja, en cualquier caso, que es la carga rápida y carga inalámbrica nativa.

 

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios