Más allá de la resolución: las características de una buena pantalla en un tablet

Escrito por
Tablets

A no ser que estemos familarizados con los términos, a veces puede ser complicado manejarse entre la multitud de cifras y acrónimos que nos lanzan las hojas de especificaciones técnicas de las tablets y, lo que es aún peor, a menudo no son siquiera suficientes para hacernos una idea de lo buena o mala que puede ser la calidad de imagen de un dispositivo ni lo adecuada que puede ser su pantalla para nuestros hábitos. Por eso, para ayudaros a elegir una tablet que os pueda dejar satisfechos, hacemos hoy un repaso a todos los factores que pueden influir en vuestra experiencia de uso.

A pesar del atractivo indudable que ejerce siempre sobre nosotros el diseño a la hora de elegir tablets (y lo mismo sucede con los smartphones) y de la importancia que tiene para la experiencia de uso su rendimiento, es muy frecuente que la pantalla acabe convirtiéndose al final en uno de los factores decisivos y tiene mucho sentido que así sea, sí pensamos en el peso determinante que puede ejercer en nuestro disfrute cuando estamos navegando, leyendo, jugando o viendo películas con ellas. Es, de hecho, uno de los apartados en los que más se aprecia la diferencia entre las tablets de gama media y básica y las de gama alta.

iPad 3 Retina

Tiene bastante sentido también que lo primero en lo que nos fijemos a la hora de valorar una pantalla sea la resolución: sin duda es una cuestión central, es un dato fácil de interpretar y está siempre presente en las hojas de especificaciones técnicas, por lo que resulta sencillo acceder a él. Lo cierto, sin embargo, es que por importante que sea, no puede ser lo único en lo que nos fijemos. Incluso al valorar la definición que podemos esperar de una pantalla, es buena ser conscientes de que hay otros datos a tener en cuenta, como es simplemente su tamaño. ¿Cuáles son las características, entonces, de una buena pantalla?

La resolución importa, pero hasta cierto punto

Empezamos insistiendo en reconocer que la importancia que solemos darle a la resolución no está en absoluto injustificada: hay que tener en cuenta que una buena resolución no sólo nos va a permitir ver vídeo y fotografías con un mayor detalle, sino que es una característica muy interesante también para navegar y para leer, ya que el nivel de definición se nota mucho con la letra pequeña. Lo que es importante es no sobrevalorarlo, ya que un punto en que la utilidad de los incrementos en resolución empieza a decaer notablemente, sencillamente, porque al ojo humano le cuesta cada vez más apreciarlos.

Galaxy S6 Edge vs iPhone 6 Plus pantalla

Resolución y densidad de píxeles

Una segunda cuestión a tener en cuenta cuando hablamos de resolución, es que está no se puede considerar de forma aislada, sino que es importante ponerla siempre en relación con el tamaño de la pantalla, algo que influye mucho en la distancia de nuestros ojos a la que vamos a poner el dispositivo y en la densidad de píxeles que es, sencillamente, el número de píxeles por pulgada de una pantalla, el dato más adecuado para medir si la definición de una pantalla es suficiente o no. Según los expertos, 200 PPI (pixels per inch o píxeles por pulgada) son más que suficientes para un dispositivo móvil, y es una cifra que se consigue con una pantalla HD en una tablet de 7 pulgadas (216 PPI) y con una pantalla Full HD en una de 10.1 pulgadas (224 PPI).

ppi

¿4:3 o 16:9?

Otro aspecto que tenemos que pensarnos bien al elegir tablets es qué relación de aspecto preferimos. Hasta hace no tanto, era una decisión que en realidad se tomaba, se quisiera o no, al elegir sistema operativo, ya que las tablets Android eran casi siempre de formato 16:9 y el iPad de formato 4:3. En la actualidad seguimos sin poder escoger tener una tablet iOS con formato 16:9, pero al menos sí que tenemos tablets Android con formato 4:3 a nuestra disposición, de hecho, cada vez más. ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro? Sencillamente que el formato 16:9 es más alargado y se adapta mejor a  la reproducción de vídeo, permitiéndonos aprovechar prácticamente todo la pantalla, mientras que el 4:3 está optimizado para la lectura y nos “roba” una buena parte del espacio cuando nos ponemos una película, al aparecer dos anchas franjas negras arriba y abajo.

formato-cuadrado-vs-panoramico

TFT, IPS y AMOLED

Otro dato que podemos consultar en cualquier hoja de especificaciones técnicas y que puede influir nuestra decisión es el tipo de pantalla en sí, y nos vamos a encontrar con 3, básicamente, aunque 2 de ellos son subtipos de uno: las TFT y las IPS, que son dos variantes de las pantallas LCD, y las AMOLED. La diferencia entre las TFT y las iPS es básicamente una cuestión de calidad: las IPS son más nuevas, tienen mejores ángulos de visión, consumen menos y envejecen mejor. Casi todas las pantallas LCD que nos encontramos son ya IPS, incluso entre las tablets más baratas, pero aún hay unas cuantas con pantallas TFT. Las diferencias entre las pantallas AMOLED y las LCD, por su parte, tienen que ver con que estas tienen mejores contrastes y ángulos de visión, consumen menos y son más finas y ligeras. No todo son ventajas, no obstante, ya que tradicionalmente han tendido a la sobresaturación. Las únicas tabletas con pantallas AMOLED a la venta ahora mismo, en cualquier caso, son las Galaxy Tab S y hay que reconocerle a Samsung que ha puesto prácticamente punto final a ese problema.

galaxy-tab-s-lollipop

Comprobar los ángulos de visión

En las hojas de especificaciones técnicas normalmente no vamos a tener ningún dato realmente concluyente respecto a los ángulos de visión, pero es algo que podemos evaluar nosotros mismos con facilidad si tenemos la oportunidad de ponerle las manos encima al dispositivo antes de comprarlo. Se  trata simplemente de comprobar hasta qué punto se retiene la calidad de imagen a medida que movemos la tableta de forma que dejamos de mirarla totalmente de frente. Puede que no sea tan importante como otras cuestiones, pero si os gusta ver series o películas en la tableta en compañía o si simplemente sois dados a acabar tirados en el sofá o en la cama en posiciones extrañas, agradeceréis que tenga buenos ángulos de visión, y es algo que a veces se descuida en las tabletas de menos calidad.

Xperia Z2 Tablet autonomia

Prestar atención al brillo, al máximo y al mínimo

Otra cuestión que resulta extremadamente fácil infravalorar son los niveles de brillo de una tableta, cuando son fundamentales si pensamos utilizarla en diferentes condiciones de luminosidad, que es algo que probablemente hagamos. Por un lado, que el brillo máximo sea lo más alto posible nos ayudará bastante a ver bien la pantalla en exteriores (junto con el nivel de reflejos), mientras que un mínimo lo más bajo posible hará más agradable navegar o leer en ambientes oscuros, en la cama por la noche, por ejemplo. Como regla general, las pantallas LCD tienen máximos más altos y las AMOLED mínimos más bajos, pero no es un dato que se encuentre habitualmente en las hojas de especificaciones técnicas y ni siquiera en las comparativas en vídeo se muestra en todos los casos. De todos modos, al margen de lo que podáis comprobar por vosotros mismos con la tableta en la mano, siempre se puede echar un vistazo a las evaluaciones de los análisis de los expertos, como los de DisplayMate, de los que nos solemos hacer eco cuando se lanza una tableta importante.

nexus 9 altavoces

El coste en términos de consumo

Tampoco está de más, para terminar, tener en cuenta que las elecciones en pantalla van a tener también otra contrapartida además del precio, y es el consumo. Por supuesto, hay muchos factores que pueden compensar una pantalla exigente, como una batería de mayor capacidad o diferentes programas de optimización que pueden implementar los fabricantes, pero siempre será más fácil conseguir una autonomía satisfactoria con una pantalla de menor resolución. Las pantallas AMOLED en general, y las de las Galaxy Tab S en concreto, tienen un consumo menor, aunque tienen un punto débil (si nos ponemos ya a afinar mucho) que es el color blanco, de manera que si pensamos utilizar nuestra tablet sobre todo para leer, probablemente no se notará tanto el ahorro.

tablets bateria

Pensar en cómo y cuánto vamos realmente a utilizar nuestra tablet

Como véis, la importancia de cada aspecto puede variar mucho en función del tipo de uso que vayamos a darle a nuestra tableta, por lo que merece mucho la pena pararnos a pensar de forma realista cómo y cuánto vamos a utilizarla. Por supuesto, si no tenemos restricciones de presupuesto, no podemos sino aconsejaros que os hagáis con alguna de las Galaxy Tab S (o esperar un poco a que debuten sus sucesoras) o algunas de las otras tablets de gama alta con mejores valoraciones (iPad Air, Surface Pro 3…), pero si hay limitaciones tenemos que pensar que hay sacrificios que quizá nos duelan menos que otros, y puede que perder algo en resolución no sea el peor de los daños.

 

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 28 Abr, 16 1:07

    para conocer la resolucion de tu pantalla puedes acceder a http://www.cualesmiresolucion.com/ y alli te dice cual es tu resolucion de pantalla y como cambiarla en mac o windows

    0