Nexus 9: comentarios sobre mi tablet tras medio año de uso

Escrito por
Nexus 7

A finales de noviembre del pasado año os ofrecíamos un detallado análisis sobre la Nexus 9, la que era, por aquel entonces, uno de los flamantes nuevos dispositivos de Google junto al Nexus 6. Ambos parecen haber pasado un tanto desapercibidos a nivel comercial si los comparamos con sus predecesores y es que la nueva política de precios de los de Mountain View supuso una ruptura con lo esperable. Hoy os ofrecemos una actualización de nuestras impresiones sobre esta desigual tablet fabricada por HTC.

En cuanto se supieron los precios de los nuevos Nexus 6 y 9 la cosa empezaba a quedar más o menos clara. Google quería los dispositivos de más alto nivel en su catálogo y estabilizar su marca propia sin seguir perdiendo dinero. Los terminales fabricados por Motorola y HTC volvían a convertirse en una referencia para los socios Android, dejando de lado los años en que se facturaron productos dedicados a atraer a las masas y competir con el Galaxy S, el iPhone o el iPad de turno, asemejando prestaciones y recortando en precios.

nexus-6-nexus-9

Desde nuestro punto de vista, y tras medio año de utilización intensiva la Nexus 9, ésta ha revelado una serie de carencias, pero también inesperadas virtudes que merece la pena reevaluar.

Lo peor de la Google / HTC Nexus 9 después de 6 meses de uso

Hay dos elementos que tal vez podríamos destacar negativamente: el primero de ellos es el de la pantalla. Obviamente no es que sea ningún drama, pero para un equipo que aspira a convertirse en lo mejor del mercado, los resultados se quedan algo cortos.

La cosa empezó con mal pie cuando numerosos usuarios empezaron a reportar fugas de luz en las juntas de la display con el marco. Desde HTC se intentó hacer un esfuerzo por resolver el problema, pero no ha sido del todo efectivo. Las fugas siguen ahí; si bien es algo a lo que uno se acostumbra y, si no las buscas, es difícil encontrarlas. Las diferencias sin embargo con respecto a otros equipos como el iPad Air 2, el Kindle Fire HDX 8.9 o la Galaxy Tab S son notables y todos ellos superan con suficiencia la apuesta de Google en este terreno.

Nexus 9 interfaz

El cambio de ratio de 16:10 a 4:3 es posible que tampoco haya contentado a todos, sobre todo a quienes prefieren utilizar su tablet para jugar o ver películas. De este modo, perdemos visión panorámica y aprovechamiento de parte importante de la display. Más o menos puedo estar de acuerdo tal la crítica, siempre y cuando se mantenga una posición vertical de referencia que permita utilizar la mayor parte de apps no optimizadas para tablet de Google Play. Al final, es extraño utilizar una tablet como dispositivo de lectura (a lo que mejor se adapta la relación 4:3), si bien hay que reconocerle una especial eficiencia a la hora de mostrar webs que aún no cuentan con versión móvil.

nexus-9-teclado

Por último, un tirón de orejas para Google. Da la impresión de que los de Mountain View no han apostado lo suficientemente fuerte por su producto. Hace falta, claramente, un mejor marketing y un poco más de interés en el tema de las actualizaciones, ya que la tablet no ha seguido el mismo ritmo que otros de sus dispositivos. Sin embargo, la parte más sangrante es que todavía no haya llegado la funda tipo folio con teclado a España, un accesorio que venía anunciado en la web oficial desde el mismo momento de la presentación del equipo.

Lo mejor de la Google / HTC Nexus 9 después de 6 meses de uso

A pesar de los inconvenientes que he relatado, yo aposté por esta tablet frente a otras buenas opciones en su momento y no me arrepiento de haberlo hecho. El motivo fundamental que suele guiarme a la hora de elegir un dispositivo Android es, precisamente, Android, y esta versión del sistema operativo unida al hardware del equipo consiguen una combinación inigualable.

Nexus 9 Lollipop

He de reconocer que tenía mis dudas con la elección del Nvidia Tegra K1, y es que el rendimiento a medio plazo del Tegra 3 era muy deficiente. En cuanto pasaba un algo de tiempo, el chip de la Nexus 7 comenzaba a dar muestras de fatiga, cargando de lags la experiencia de usuario. La segunda generación del equipo, tal vez por ese motivo, optó por Qualcomm y aunque el Snapdragon S4 Pro del momento no era la alternativa más potente, demostró una suavidad en las transiciones de las que, sinceramente, su predecesor se encontraba a años luz.

El Tegra K1 podía parecer una elección discreta: se trataba de un SoC de 2 núcleos (ya los había de 8) a 2.3 GHz (el Snapdragon 805 se movía a 2,7 GHz) y con 2GB de RAM (pronto se estrenarán los 4 GB en un móvil). No obstante, medio año después de su lanzamiento el procesador montado en esta tablet sigue mostrando el mejor comportamiento del mercado en la Nexus 9, la Shield Tablet o la Mi Pad de Xiaomi, manteniendo a raya al iPad Air 2.

Otros aspectos que quizá quedaron más escondidos en el primer análisis de la tablet han ido pasado a un primer plano de forma silenciosa, pero contundente. El audio me ha hecho disfrutar de horas y horas de Spotify del modo en que ninguna tableta lo había hecho anteriormente. Su cámara, puedo decir sin temor a equivocarme que es mejor que la de mi teléfono, un HTC One M8. Y por último, cada día su diseño me convence más: la parte trasera blanca de plástico soft touch no tiene ni un rasguño y eso que no he sido todo lo cuidadoso que cabría esperar; se trata de un acabado realmente cómodo, rematado en un marco metálico que le da un toque de consistencia sencillamente espectacular.

Nexus 9 blanca

¿Y vosotros, qué opináis de este equipo?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios