Cómo cuidar la batería de tu tablet

Escrito por
Phablet

Una de las preocupaciones fundamentales con todo dispositivo móvil es siempre la duración de la batería, sobre todo, en épocas como esta, en la que pasamos menos tiempo que nunca en casa y en la que los viajes son tan frecuentes. El problema se suele agravar, además, a medida que nuestra tablet va envejeciendo, algo que también sucede con los smartphones, pero que se nota más en estos dispositivos sencillamente porque no las renovamos con la misma frecuencia, sino que las mantenemos con nosotros durante más años. ¿Cómo podemos cuidarlas para que la salud de sus baterías se mantenga en el mejor estado posible? Os presentamos algunas recomendaciones básicas.

Para conseguir maximizar la autonomía de nuestra tablet hay varios factores que hay que tener en cuenta. El primero es, por supuesto, elegir un modelo que responda bien en este sentido, algo para lo que ya sabéis que lo más útil es siempre consultar tests de autonomía, ya que el dato de la capacidad de la batería es importante, pero insuficiente, ya que hay que tener en cuenta también el consumo. No es lo único, en cualquier caso, a lo que hay que prestar atención: por mucho potencial que tenga nuestra tablet, si derrochamos energía, vamos a beneficiarnos bastante poco de esa virtud. Pero ninguna de estas consideraciones pueden remediar el paso del tiempo, otro factor fundamental para asegurarnos de que la batería de nuestro dispositivo siga siendo satisfactoria a largo plazo. Hoy nos vamos a centrar en esta última cuestión, haciendo un repaso a algunos consejos fundamentales que nos pueden ayudar a mantener la batería de nuestra tableta en el mejor estado de salud posible.

Las cargas parciales son positivas. Empezamos con un mito al que parece que le cuesta desaparecer: las cargas completas (de 0 al 100%) no son buenas para la batería. Lo cierto es que no es justo en realidad decir que es un mito, ya que sería más apropiado decir que es un buen consejo que ha quedado desfasado, ya que en realidad era efectivo para las batería de níquel, pero no para las actuales de litio, en las que sucede exactamente lo opuesto, que lo que mejor les sienta son las cargas parciales, de 50 puntos o menos, incluso.

Bateria Android

Intentar evitar que se descargue del todo. ¿Por qué las cargas completas no son recomendables? Entre otras cosas por esto: para las actuales baterías de litio no es nada bueno quedarse completamente descargadas, porque algunas celdas pueden quedar desactivadas para siempre. Y si por alguna razón no podemos evitarlo, recuerda cargarlo lo antes posible, incluso aunque no vayas a utilizar la tablet inmediatamente, porque tampoco les beneficia quedarse descargadas demasiado tiempo.

Mantenerlas a media capacidad. Si sumamos los dos consejos anteriores, prácticamente llegamos a este tercero de forma automática: lo ideal, aunque es una aritmética que quizá no se adapte bien a nuestra vida cotidiana, es mantener la carga de la batería en torno al 50%, que es el punto en el que su rendimiento es más eficiente y en el que su “salud” se resiente menos. Si hacemos un par de recargas diarias, será más fácil mantenerla en ese espectro.

bateria calor

Protegerla de temperaturas extremas. Sobre todo ahora que comienza el verano y con él las vacaciones, sobre todo las de playa, hay que tener en cuenta que el calor excesivo no les sienta nada bien: a una temperatura media de 25º, un dispositivo móvil puede perder hasta un 20% de su capacidad, así que imaginaros lo que pueden hacer temperaturas más altas. Y lo mismo sucede con el frío extremo, aunque en esta época del año nos afecte menos.

Evitar cargar con la funda puesta. Estas es una recomendación que es simplemente una extensión del anterior punto, ya que tiene que ver con el calor que puede tener que llegar a soportar el dispositivo: aunque dejar la tableta cargando toda la noche no es necesariamente malo, sí que puede serlo si se genera más calor del deseable, algo que puede suceder más fácilmente si lleva una funda puesta que impida que se disipe a la velocidad apropiada.

bateria

Evitar las cargas rápidas e inalámbricas. Otro consejo que se deriva del de evitar el calor excesivo, ya que ese es el problema con muchos de los sistemas de carga rápida e inalámbrica: que provocan que la temperatura del dispositivo suba demasiado. Sabemos que son dos sistemas de carga muy cómodos, pero usálos sólo cuando realmente lo necesites. Lo ideal para tu tablet es cargarse a un ritmo constante y más bien lento, ya que así se mantiene templada.

Usar cargadores de buena calidad. No es tanto problema el no usar el cargador oficial (aunque si lo tenemos a mano, no hay razón para no hacerlo), como usar cargadores de mala calidad, así que si el que venía con vuestra tablet se ha perdido o estropeado por alguna razón, y os interesa mantenerla en buenas condiciones merece la pena la inversión extra. Pensad, además, que no es sólo por el bien del dispositivo, sino por vuestra propia seguridad, ya que no sería la primera vez que un cargador defectuoso provoca que el dispositivo salga ardiendo y provoca un accidente grave.

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios