¿Debo dejarle la tablet a mi hijo?

Escrito por
Tablets

Esta semana conocíamos una noticia un tanto sorprendente, el Gobierno taiwanés había aprobado una ley por la cual, lo niños menores de 2 años tienen prohibido el uso de iPads y otros dispositivos similares y todos aquellos con una edad inferior a 18 años están obligados a hacer un uso adecuado de los mismos no excediéndose de un tiempo prudente de uso. Esto nos ha hecho plantearnos una pregunta que seguramente se les habrá pasado por la cabeza a la gran mayoría de padres, ¿debo dejarle la tablet a mi hijo? ¿qué edad es la recomendada? ¿cuánto tiempo es un tiempo prudencial?

Lo cierto es que esta cuestión es una cuestión muy subjetiva y depende en gran medida del conocimiento y la decisión que cada familia tome respecto a la educación de sus hijos. No hay establecida una norma general que funcione para todos los casos al 100% y puede variar en función del niño en cuestión. Los que ha hecho Taiwán, estableciéndose como un estado “niñero” no parece la mejor solución ya que además de ser una medida muy difícil de legislar, se entromete en la labor de aquellos que han de tener la última palabra: los padres.

Al igual que también es verdad que hay varios organismos que establecen de forma orientativa los procedimientos más adecuados para que el desarrollo de los más pequeños de la casa sea óptimo. La Academia Americana de Pediatría (AAP, American Academy of Pediatrics) es una de ellas y la ley que se ha impuesto en Taiwán se basa en gran parte en sus directrices. Según cuentan, no solo se debería evitar que los niños menores de dos años utilizaran tablets y similares, sino también otros medios de entretenimiento como la televisión.

dispositivos-tecnologicos¿Por qué dos años? Su razonamiento es que durante esta etapa los pequeños se desarrollan muy rápidamente y es más beneficioso que lo hagan mediante la interacción con personas que con una pantalla. También especifican que los niños un poco mayores no deberían sobrepasar las dos horas de uso al día, algo que la mayoría de los chavales de hoy en día hacen. Y es que si aquellos que han visto nacer este fenómeno, a menudo están “enganchados” a su smartphone, tablet, ordenador o consola, la cosa se magnifica para los que directamente han nacido en contacto con todos estos dispositivos.

La Biblioteca Nacional de Medicina, organismo que forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos también han señalado en referencia a esta cuestión que “a pesar de lo que digan los anuncios, los vídeos que se dirigen a los niños muy pequeños no mejoran su desarrollo”. Otro estudio, también desarrollado en Estados Unidos, ha establecido que los niños suelen pasar entre cinco y siete horas al día pegados a una pantalla, una cifra muy superior a las recomendaciones de la AAP y que equivale, aproximadamente a un año entero de su corta vida. En Australia, han encontrado que ocho de cada diez jóvenes en torno a los 16 años supera lo que sería un tiempo adecuado de uso.

niño-tablet

Esto origina según algunos investigadores, una serie de problemas asociados como pueden ser un desarrollo incompleto y un aumento del riesgo de que a la larga sufran falta de atención, ansiedad o depresión, así como mala conducta, obesidad, insomnio, entre otros. Según explican, los padres hacen “oídos sordos” a estos avisos ya que el uso de tablets y similares les reporta un beneficio inmediato ya sea en el plano educativo o como una forma de tener entretenidos a los niños.

Volviendo a la pregunta que nos hacíamos en el titular: ¿debo dejarle la tablet a mi hijo? Es una cosa que está en su mano pero sí que ha de tener en cuenta las recomendaciones de los expertos. Limitar el tiempo de uso y cuando son un poco mayores el espacio donde se usa a un lugar de la casa donde los padres puedan estar pendientes de él y controlar lo que hace, suelen ser prácticas que reducen el impacto negativo que puedan generar sin perder todo lo bueno que aporta la tecnología para su futuro.

Otra práctica que es recomendable es que el tiempo de uso de aparatos tecnológicos por parte de los niños sea compartido con los padres. Sin olvidar que los beneficios siempre serán mayores si el dispositivo y el software utilizado son adecuados para estas edades, motivo por el que realizamos una completa guía sobre tablets y niños que podéis consultar en caso de dudas.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios